Una camioneta blindada para Juliana Awada, Alberto pejotista y el activo Nicky Caputo

https://images.clarin.com/2020/08/08/mauricio-macri-y-juliana-awada___oKC6xIUvG_1200x630__1.jpg

Nestorismo

En medio de las incontables vicisitudes e idas y vueltas con el asunto de la vacuna rusa, el Presidente de la Nación se hizo un rato para meter mano en los asuntos políticos del peronismo. Es que un nutrido grupo de intendentes peronistas visitó este miércoles la Casa Rosada para reunirse con Santiago Cafiero y Axel Kicillof por el tema de la ley de góndolas y los precios cuidados. Pero tanto Alberto Ángel Fernández como su jefe de Gabinete, dedicaron gestos y minutos a volver al eje del «Nestorismo»; esto es, hacer política territorial de la mano de los alcaldes bonaerenses. Luego de la reunión grupal, Cafiero recibió -en un aparte- a dos jefes comunales: Juan Horacio Zabaleta (Hurlingham) y Gustavo Menéndez (Merlo). En tanto, Alberto recibió al inoxidable Mario Ishii (José C. Paz) junto a Wado De Pedro, quien luego tuvo un aparte político con Zabaleta. Así, el jefe de Estado movió piezas en dos sentidos: mantener a los intendentes encolumnados y alineados detrás suyo y ordenar la futura elección de autoridades del PJ.Respecto del histórico Partido Justicialista, Fernández quiere llegar a marzo con «la interna ordenada», y poder así renovar autoridades tanto en el PJ nacional como en el bonaerense: en este último, talla también Máximo Carlos Kirchner, a quien varios de los suyos lo quieren ver sentado en la poltrona partidaria.

Para eso, Alberto quiere, para fin del verano, tener todo cerrado a nivel nacional y provincial, con la unidad de todos los sectores que conforman el Frente de Todos y bajo su comando. ¿Logrará la paz?

Alberto Fernández con los intendentes Juanchi Zabaleta y Alberto Descalzo

Alberto Fernández con los intendentes Juanchi Zabaleta y Alberto Descalzo

Preocupaciones M

Mauricio Macri está preocupado por los sucesos alrededor de su custodia, en medio de un par de hechos sospechosos: una camioneta que se acercó demasiado a su vehículo, sobre la Ruta 202, con cinco personas a bordo; y la explosión de un artefacto, a pocos metros de su casa, en el barrio de Acassuso. Es que desde el Gobierno nacional procedieron a la quita de efectivos y de vehículos que formaban parte de su protección, lo que generó una protesta ante la ministra de Seguridad, Sabrina Frederic, por parte de Patricia Bullrich y de Fernando De Andreis, ex titular del Ministerio de Seguridad y de la Secretaría General de Presidencia, respectivamente.

Macri contaba con 32 custodios durante el día (contra 90 que tuvo Cristina Kirchner cuando dejó el poder) y en las últimas jornadas, le fueron quitados autos que formaban parte de su anillo de protección: pasó de tener destinados siete vehículos (tres de ellos blindados) a contar con solo tres. Todo esto, en medio de insistentes llamados desde la Dirección General de Protección del Estado y la Superintendencia de Seguridad Presidencial y Protección de Estado para la entrega inmediata de las unidades. Pero lo que terminó de saturar al ex Presidente fue que la camioneta Toyota SW4 que estaba siendo utilizada por su mujer y ex primera dama, le fue retirada dejándola literalmente de a pie, mientras Juliana Awada estaba fuera de su casa, con los riesgos que esto podría ocasionar. Por eso ahora, Mauricio Macri tomó una decisión: comprar una camioneta y mandarla a blindar, ocupándose de modo particular de la seguridad de su propia esposa, dejando de lado cualquier aporte oficial, altamente preocupado por el abandono del cuidado oficial.

Mauricio Macri junto a su esposa. Foto de Juliana Awada en Instagram del 20 de septiembre

Mauricio Macri junto a su esposa. Foto de Juliana Awada en Instagram del 20 de septiembre

Empresario a full

Hay otro tema de absoluta actualidad tanto en las oficinas que Mauricio Macri tiene en Olivos como en los despachos oficiales de la calle Uspallata, donde está la jefatura porteña que comanda Horacio Rodríguez Larreta. El asunto que se conversa animadamente alrededor de mesas de cortados y aguas minerales es el animado regreso del más famoso empresario M. Es que Nicolás Caputo, el amigo de la infancia de Macri, estuvo al inicio de la pandemia radicado en Miami.

Mauricio Macri y Nicolás Caputo

Mauricio Macri y Nicolás Caputo

Pero «Nicky» retornó y se lo ve muy activo y en absoluta armonía tanto con Horacio como con Mauricio. En esas charlas se habla del interés que pone Caputo en los movimientos de Juntos por el Cambio con miras a la elección 2023, donde Larreta corre con ventaja para ser el candidato presidencial de esa alianza opositora. Y también, el conocimiento y tiempo que «Nicky» dedica al mapa de medios actual de la Argentina, donde en el último mes, se vienen registrando muchos e interesantes movimientos. All we hear is / Radio Ga Ga…

[ad_2]

Fuente

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat