El regalo de Navidad fue para Lucas Pusineri,​ finalmente. Se dio un gusto de los grandes en este fin de año para que los hinchas empiecen a sonreír tras un 2019 sin grandes alegrías. Porque en las encuestas picaba en punta por su pasado como jugador, porque ningún fana se olvida del cabezazo del 2002 al Boca de Tabárez, porque desde el vamos logra la identificación que ninguno de los candidatos tenía. Justamente ése es un plus con respecto a Pellegrino, Almirón y hasta Crespo, después de la experiencia en falso con Beccacece, un laburador obsesivo que no pudo dar el salto en Independiente.

La llegada de Pusineri se puede leer como una apuesta de la dirigencia por sangre nueva. Sangre roja por su vínculo afectivo con el club y novedosa porque ésta es la gran oportunidad de su vida en su corta carrera. Es un nuevo nombre en el mercado de Primera, un nuevo competidor que se empieza a instalar para darles pelea a los de la vieja guardia que ya van sumando años. Así como River en su momento se la jugó por Gallardo con única experiencia previa en Uruguay, ahora Independiente le pone sus fichas a un DT que hizo su mejor carrera en Colombia dirigiendo a un club exigente como Deportivo Cali, que tiene la energía de los que arrancan y, se verá, si con 43 años puede funcionar mejor con cuestiones de comunicación y grupales de estos tiempos.

Pusineri es el nuevo DT del Rojo. Foto: Germán García Adrasti

Pusineri es el nuevo DT del Rojo. Foto: Germán García Adrasti

En sus primeras palabras, Moyano recordaba la vuelta olímpica de Pusineri, un sacrificado volante, y pedía en el futuro verlo festejar como aquella vez. Más allá de la impresión que le dejó el nuevo técnico cuando se juntó, de un tipo trabajador, que puede sacar jugadores de abajo, mucho tuvo que ver la identificación. Ese colchón que no es chaleco antibalas porque se le exigirán resultados como a Milito (elegido en el 2016) y a cualquiera, pero que seguro genera un margen mayor de tolerancia para encarrilar cualquier ciclo. Y a Pusi lo quieren mucho.

Lucas Pusineri y una tapa histórica de Olé. Foto: Germán García Adrasti

Lucas Pusineri y una tapa histórica de Olé. Foto: Germán García Adrasti FOTO: FTP CLARIN



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com