El presidente de la Cámara de Diputados, el oficialista Sergio Massa, rescató tras implementación de la Ley de Emergencia económica que el debate con la oposición fue positivo, y que «se mantuvo en el respeto» en casi un 90% del tiempo y contó que lo enojó la actitud del bloque opositor de no querer dar quórum.

«Creo que tenemos que superar la etapa de la idea de que todo se discute en tono de drama y tono de guerra; y discutir seria y adultamente los problemas de la Argentina. Lo que el Congreso discutía la semana pasada era una ley que establecía herramientas para el Gobierno para resolver un problema serio que es la deuda externa: 90% de lo que vale Argentina, la Argentina lo debe», declaró en diálogo con C5N.

Respecto de la actitud del bloque de Cambiemos de no dar quórum para debatir la ley, confesó: «Al principio me enojé«. «Inclusive en algún momento hasta pensé en aplicar el reglamento que permite al presidente de la Cámara descontarle la dieta, el sueldo al  diputado que no da quórum. Creo que la mejor forma de mostrar la voluntad y aún la disidencia en el Parlamento, es habilitando el debate y planteando su posición», aseguró.

Mirá también

También dijo que en su propio bloque hay quienes «dicen que hay que respetarlo», ya que es parte de las herramientas que tiene la oposición, pero a su forma de ver la «Argentina está en un momento particular, para cerrar la grieta y resolver los problemas, en el que es clave que nos sentemos, que debatamos y tengamos la capacidad de disentir sin faltarnos el respeto», distinguió.

«La decisión del Presidente es que enero y febrero el Congreso trabaje. La Argentina está en una situación de emergencia real: 60% de inflación, 40% de pobreza, pérdida de puestos de trabajo, caída del nivel de actividad, achicamiento del uso de la capacidad instalada, todo esto obligan a que trabajemos todo el verano», continuó.

Mirá también

«Si hay algo que nos llenó de satisfacción es que la sesión terminó con la herramienta para el Gobierno y la oposición pudo dar sus argumentos. El 80% y 90% del debate se mantuvo en el respeto. Aspiro a que con el diálogo y mucho café podamos sentar a todos a la mesa. No hay margen para la locura, la Argentina nos necesita a todos», continuó.

También habló de que se vio con la encargada del comedor Los Piletones, la otrora macrista Margarita Barrientos.»Pidió verme y la atendí con gusto. A aquellos que tienen vocación de tenderle la mano a quienes más los necesitan hay que abrazarlos, tenderles la mano», terminó.

Y concluyó: «La Argentina que viene es con todos; si hay algunos que desde la idea del enojo, la pelea o la contradicción de construir, se paran en un lugar refractario, hay que respetarlos».



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com