https://images.pagina12.com.ar/styles/focal_16_9_960x540/public/2020-11/120919-suecia_0.jpg?itok=sVgYCN5d

El gobierno de Suecia, caracterizado por adoptar una estrategia «blanda» frente a la pandemia, anunció este lunes que a partir del 24 de noviembre estarán prohibidas las reuniones públicas de más de 8 personas, medida que busca frenar los contagios de coronavirus que siguen en alza en el país.  

Las reuniones, que hasta ahora podían ser de 50 a 300 personas según el caso, pasarán a ser de 8 a partir del 24 de noviembre y durante 4 semanas, una restricción «necesaria» para hacer bajar la curva de contagios, justificó el primer ministro Stefan Lofven en una conferencia de prensa.

Se trata de la segunda prohibición anunciada en menos de una semana por las autoridades suecas, después de comunicar que no permitirán la venta de alcohol a partir de las 22 horas y cerrarán bares, restaurantes y clubes nocturnos a las 22.30.

La estrategia contra el coronavirus de Suecia, el país más castigado en Escandinavia, ha sido hasta ahora más laxa que la de sus vecinos, apelando a la responsabilidad individual, con muchas recomendaciones pero pocas prohibiciones.

Esta nueva medida, explicó Löfven, se volvió necesaria dado el menor cumplimiento de las recomendaciones por parte de la población, una situación que para el primer ministro resulta «comprensible» por la larga duración de la pandemia. Para hacer frente a ese relajamiento, consideró el funcionario, es importante actuar con rapidez para limitar los contagios, aunque sea con una decisión «sin parangón en tiempos modernos».

La situación del país «es complicada y a la vez sencilla: vivimos en un tiempo de pruebas. Y va a empeorar. Cumple con tu deber, asume tu responsabilidad para frenar la propagación. No vayas al gimnasio, ni a la biblioteca, ni a cenar, ni a fiestas. Quédate en casa», pidió  Löfven.

Segunda ola

Tras una dura primavera, en la que Suecia registró cinco veces más muertos que Dinamarca y diez más que Noruega, aunque con una mortalidad inferior a la de los países más castigados de Europa, la situación mejoró mucho en verano y los niveles de contagio llegaron a situarse por debajo del resto de los países nórdicos.

Sin embargo, las cifras se han disparado las dos últimas semanas. De acuerdo a los datos más recientes del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), hubo 511,9 nuevos casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, el doble que Dinamarca y más que Holanda y el Reino Unido.

«El rápido incremento que hemos visto en Europa ha llegado aquí con mucha fuerza. La carga en la Sanidad ha aumentado de forma clara y eso habla de un contagio creciente», aseguró el director de la Agencia de Salud Pública, Johan Carlson, para quien es necesario que renunciemos «a todo lo que no sea absolutamente necesario».



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com