https://images.clarin.com/2020/10/30/fernandez-hablo-por-primera-vez___JtlryNv8K_1200x630__1.jpg

Los desalojos en Guernica y en el campo de la familia Etchevehere en Entre Ríos marcaron el ritmo político de los últimos días, más allá de la situación del dólar y del coronavirus, temas recurrentes en la Argentina de estos tiempos. Y la voz que faltaba era la de Alberto Fernández.

El Presidente escribió este viernes una serie de mensajes en su cuenta de Twitter para desmentir una información que indicaba que se había involucrado «en silencio» para que esos hechos no generen una crisis institucional. 

Fernández afirmó que tanto lo ocurrido en el predio de Guernica, en el partido bonaerense de Presidente Perón, como en la estancia «Casa Nueva», en Entre Ríos, fueron «producto del accionar policial dispuesto por la Justicia».

Y si bien afirmó que tanto Axel Kicillof, gobernador bonaerense, como Gustavo Bordet, mandatario entrerriano, lo mantuvieron «permanentemente informado», negó que se haya involucrado en esos operativos.

«Ambos gobiernos debieron enfrentar situaciones críticas en donde se mezclaron necesidades humanas, disputas familiares y también intencionalidades políticas. A mi juicio, los conflictos se resolvieron respetando el juego de las instituciones que la República impone», afirmó.

Y cerró sus mensajes apuntando a los medios: «La necesidad de cierta prensa de insinuar fisuras o contradicciones políticas en un momento en que la Argentina exige el máximo del esfuerzo mancomunado, en nada ayuda a la acción de gobierno».

La nota a la que hace referencia Fernández, publicada por Infobae, y asegura que el mandatario monitoreó desde Olivos ambos operativos para evitar pagar costos personales por el final de esas usurpaciones.

«Obviamente,como Presidente de la Nación, estoy atento a todo lo que ocurre en nuestro país. Pero como somos un Estado Federal este tipo de conflicto son resueltos por los gobiernos provinciales», fue otro de los mensajes que Fernández publicó este viernes en la red social. 

En el caso de Guernica, el mandatario resaltó el «enorme trabajo de reubicación de familias realizadas por el ministro Andrés Larroque». Y para el caso que involucró al ex ministro de Agricultura de Mauricio Macri, volvió a hablar de «una disputa familiar» y del «fracaso de la conciliación».

El jueves, la Policía bonaerense desalojó el predio de casi 100 hectáreas ubicado en la localidad de Guernica, en un operativo que involucró a unos 4 mil efectivos y que, comandado por el ministro Sergio Berni, comenzó de madrugada.

Según pudo saber Clarín, para tomar la decisión de avanzar con el desalojo fueron clave las consultas que Kicillof hizo al propio Alberto Fernández y a Cristina Kirchner.

Horas después del desalojo en Guernica, la Justicia de Entre Ríos le dio la razón al reclamo de la familia de Luis Miguel Etchevehere y ordenó la restitución del campo que había sido ocupado por su hermana Dolores y por militantes que responden a Juan Grabois.

La decisión de la jueza María Carolina Castagno, titular del Tribunal de Juicio y Apelaciones de Paraná, de restituir el bien a los hermanos Etchevehere fue efectivizada en la tarde del jueves tras la salida de los militantes de Grabois. El hecho terminó con Dolores detenida por negarse a dejar el lugar. FInalmente, la mujer fue liberada y viajó a Buenos Aires.

JPE





Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com