https://images.pagina12.com.ar/styles/focal_16_9_960x540/public/media/articles/39697/tractorazo-20-c2-a9-20andres-20macera.jpg?itok=fzMc-I1A

Con consignas antipolíticas, y algunas críticas a la dirigencia rural, un centenar de productores agropecuarios autoconvocados de localidades cercanas a Rosario realizaron este viernes un tractorazo al Monumento a la Bandera para manifestar su descontento con el gobierno nacional por la actualización de retenciones a las exportaciones, y también con gobierno provincial por impulsar una suba de impuestos. «No estamos acá porque nos guste, estamos tratando de decirle a nuestros legisladores, a los que votaron en contra de Santa Fe, en contra de la producción, que hay pequeños productores como pasó en el 2011, que van a desaparecer, esa es la voz de nuestro reclamo», señaló Diego Pascuale, ex precandidato a intendente de Carcarañá por Cambiemos, y organizador de la jornada. Más allá de unos pocos bocinazos de automovilistas que pasaban por el lugar, la convocatoria «Campo + Ciudad» no logró la adhesión esperada por los productores y sus familiares, que fueron acompañados por un puñado de vecinos, legisladores y asesores de Juntos por el Cambio, y vendedores ambulantes. Cuando promediaba el acto, se produjo un altercado por un cruce verbal entre un automovilista y un grupo de productores, pero la situación no pasó a mayores.

Bajo un sol abrasador, la caravana que partió por la mañana desde el cruce de las rutas 34 y A012 llegó pasado el mediodía al Monumento a la Bandera. Los ruralistas, llegados desde distintas localidades de la región, San Lorenzo, Roldán, Luis Palacios, Zavalla, Armstrong, Carcarañá, Correa, Casilda, entre otras, estacionaron sus tractores y camiones frente a la zona del mástil. «Cuándo la política va a ser solidaria», «No engañen a los Juvilados (sic), «Basta de privilegios» y «Basta de Impuestazos», «No a las retenciones», «No maten a la producción», rezaban algunas de las banderas que colocaron los productores autoconvocados en la calle para visibilizar un reclamo que no alcanzó el grado de convocatoria esperado.

«Queremos aclarar que no pertenecemos a ninguna agrupación, nos conocemos entre todos, y que nos movilizó toda la situación actual que estamos viviendo», planteó Dieter Von Pannwitz, productor agropecuario de Carcarañá. «Esperamos que la ciudadanía en general nos acompañe porque esta no es solamente una protesta del campo, acá hay medidas que afectan a toda la sociedad, a la clase media, a los jubilados», dijo el ruralista, para luego afirmar: «Lamentablemente, no nos sentimos representados por la dirigencia agropecuaria, la Mesa de Enlace no consultó a las bases».

Mientras los manifestantes pugnaban por conseguir agua fresca, entre ellas dos vecinas de barrio Martin que se acercaron para apoyar a los ruralistas con pancartas, un grupo de legisladores de Juntos por el Cambio –los diputados nacionales Federico Angelini y Juan Martín, la diputada provincial Ximena Sola, su par Gabriel Chumpitaz, y los concejales Carlos Cardozo, Anita Martínez y Germana Figueroa Casas– quienes motorizaron la convocatoria a través de las redes sociales, acompañaron el reclamo. Nadie quiso realizar declaraciones. «Estamos en un segundo plano, después hablamos», se excusaron los referentes cambiemitas.

Algunos buscaron un poco de la sombra que regalaba la amplia sombrilla de José, un heladero que había vendido solamente cuatro paletas en las dos horas que llevaba en el lugar. «El campo no está mal, las que están mal son las pymes. Hace unos meses tuve que cerrar la churrería que tenía porque el precio de la harina pasó de 400 pesos en el 2017 a 1.600 este año, y ni qué decir del aceite», cuestionó el vendedor ambulante sin poder disimular su enojo al escuchar la consigna «El campo y la ciudad de pie».

Después de su discurso, el ruralista Pascuale pidió cantar el himno. Pero nunca pudieron terminar de entonarlo por el incidente entre un automovilista que después de cruzar algunos insultos con varios productores se bajó del coche para pelear. Hubo gente que intentó separar y otros que comenzaron a patear y golpear el vehículo en el que estaban una mujer y una nena, con las cámaras de televisión registrando la escena. «No seamos violentos porque eso es lo único que pasan después en los medios», les rogaba una señora. Finalmente, el automovilista decidió alejarse del lugar, los ánimos se calmaron y los productores continuaron la asamblea.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com