La partida de Diego Armando Maradona se lloró en to…

https://images.pagina12.com.ar/styles/focal_16_9_960x540/public/2020-11/123168-15-a-0.jpg?itok=BeZF-sNu

Líderes y dirigentes políticos de distintas partes del mundo despidieron a la leyenda del fútbol Diego Armando Maradona, quien falleció este miércoles a los 60 años luego de una descompensación cardíaca. Incluso el papa Francisco le dedicó una oración y recordó «con afecto» los encuentros de los últimos años. 

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva dijo que Maradona «jamás será olvidado» por su talento deportivo, pero también por su respaldo a las «causas populares» y a la «soberanía latinoamericana». «En la cancha, fue uno de los mayores adversarios, tal vez el mayor, que enfrentó la selección brasileña. Fuera de la rivalidad deportiva, fue un gran amigo de Brasil», tuiteó el extitular del Partido de los Trabajadores (PT).

«Diego Armando Maradona fue un gigante del fútbol, de la Argentina y de todo el mundo, un talento y una personalidad única. Su genialidad y pasión en el campo, su intensidad en la vida y su compromiso con la soberanía latinoamericana marcaron nuestra época», recordó el exmandatario brasileño junto a una foto de uno de sus tantos encuentros. 

El presidente Alberto Fernández, que decretó tres días de duelo nacional en el país, compartió un mensaje del expresidente de Uruguay, José «Pepe» Mujica, y su esposa, la senadora Lucía Topolansky. «Deseamos hacer llegar a su familia y a todos los hinchas amantes del fútbol un enorme abrazo fraterno en este momento de inmenso dolor».

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, también manifestó su pesar por la muerte de Maradona. «Con un dolor en el alma, me he enterado de la muerte de mi hermano, Diego Armando Maradona. Una persona que sentía y luchaba por los humildes, el mejor jugador de fútbol del mundo«, escribió el líder del Movimiento al Socialismo (MAS) en su cuenta de Twitter.

«Diego fue un gran defensor del fútbol en la altura y quería mucho a Bolivia. Gran amigo de las causas justas. No solo el fútbol mundial le llora, también los pueblos del mundo», escribió Morales en un segundo tuit. Ese posteo fue acompañado de una foto junto a Maradona, cuando en 2008 el astro del fútbol mundial disputó una exhibición en La Paz contra la decisión de la FIFA de prohibir los partidos a 2.750 metros de altura sobre el nivel del mar, y en apoyo a las víctimas de las inundaciones que afectaban en ese momento al país del altiplano.

El año pasado, Maradona había criticado duramente el golpe de Estado que terminó con la presidencia de Evo Morales en unos comicios en los que el líder cocalero había triunfado con contundencia. 

A las palabras de Morales se sumaron las del presidente de Bolivia, Luis Arce. «Lamentamos profundamente el sensible fallecimiento del gran 10 del fútbol y hermano latinoamericano Diego Armando Maradona. El mundo llora su irreparable pérdida. Nuestras condolencias a sus seres queridos y toda la familia futbolera», tuiteó el mandatario.

Golpeó tanto la muerte de Maradona en el continente que la Cámara de Diputados de Paraguay realizó antes de iniciar la sesión un minuto de silencio en homenaje al exfutbolista de Boca y Argentinos Juniors, entre otros clubes. El expresidente paraguayo Fernando Lugo, por su parte, exclamó en Twitter: «¡Gloria eterna al más grande del mundo!».

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, lamentó la partida de Maradona, a quien consideró un «hermano». «Mucha tristeza nos ha dejado la leyenda del fútbol, un hermano y amigo incondicional de Venezuela. Querido e irreverente Pelusa, siempre estarás en mi corazón y en mis pensamientos. No tengo palabras en este momento para expresar lo que siento», escribió en Twitter el mandatario.

El inolvidable futbolista argentino había manifestado en varias ocasiones su respaldo absoluto al gobierno venezolano. En 2017, un año en que se registraron numerosas protestas opositoras, Maradona se declaró «soldado» de Maduro. 

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, recordó que Maradona vivió en ese país “su momento estelar como futbolista”. “En lo personal –contó–, por él encontré la gracia a ese deporte. Pero mi admiración mayor siempre fue su congruencia. Nunca renunció a sus ideales aunque pagara el costo de ser ‘políticamente incorrecto’”.

Quiso el destino que Maradona falleciera exactamente cuatro años después que el líder de la revolución cubana, Fidel Castro, a quien admiraba y con quien había forjado un vínculo de amistad durante sus años de recuperación en la isla. Maradona estuvo dos veces en Cuba para someterse a un tratamiento de desintoxicación, la primera en 2000 y la segunda cinco años después.

«La muerte de Maradona nos golpea justo un 25 de noviembre. Su amistad con Cuba y en especial con Fidel, lo hicieron parte de este pueblo», sostuvo el canciller Bruno Rodríguez Parrilla. «El mundo llora al ser humano, al futbolista, al amigo. Transmitimos nuestras más sentidas condolencias a sus familiares y al pueblo argentino», agregó Rodríguez Parrilla. 

A la despedida del astro del futbol mundial se sumaron distintos referentes de la política europea. El presidente de España, Pedro Sánchez, fue uno de los primeros en lamentar su pérdida. «Con tu zurda dibujaste los sueños de varias generaciones. Eterno, pibe», tuiteó el presidente. El líder socialista aseguró que este miércoles que quedará en la historia el fútbol «pierde a una de sus leyendas». 

El vicepresidente español, Pablo Iglesias, agradeció a Maradona por permitirle vivir «tantos momentos de felicidad», citando unos versos de la canción «A D10s le pido» del grupo de rap Los Chikos del Maíz. Uno de sus fragmentos, a modo de oración religiosa, reza: «Diego nuestro, barrilete cósmico divino,
Dios lleva el 10 a la espalda y es argentino»
.

Desde Italia, el primer ministro Giuseppe Conte aseguró: «El mundo entero llora la muerte de Maradona, que con su talento inigualable ha escrito páginas inolvidables de la historia del fútbol. Adiós, campeón eterno«. Su muerte incluso permitió superar la grieta, ya que en Twitter el exministro del Interior y actual senador de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, se sumó a la despedida del 10, a quien definió como «Un genio único, absoluto e irrepetible del fútbol mundial».

Hasta el papa Francisco recordó sus encuentros con el exfutbolista en 2014, 2015 y 2016, a quien le dedicó una oración. «El Papa está informado de la muerte de Diego Maradona y recuerda con afecto las ocasiones de encuentro de estos años», aseguró el vocero papal Matteo Bruni. Además, el sitio oficial del Vaticano, Vatican News, lo recordó como el «poeta del fútbol».



[ad_2]

Fuente

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat