La montaña rusa de Pavón

https://images.ole.com.ar/2020/08/30/ylBMaNikC_1200x630__1.jpg

Scaloni armó una lista preliminar, la primera en su renovador ciclo que se hace para Eliminatorias, y cada vez que expone sus elecciones deja entrever tendencias. Nombres con más futuro que presente, jóvenes que reciben la primera llamada, los de la vieja guardia que siguen o no aparecen más; todo puede leerse como tendencias.

Esta vez, uno podría llamar la atención en especial: Cristian Pavón. El wing fue una aparición fulgurante que, multiplicada su repercusión porque sus electrizantes corridas eran con la camiseta de Boca, ilusionó al punto de que unos cuantos lo pidiéramos en la lista para el Mundial 2018. No sólo eso: cuando Sampaoli lo incluyó, los primeros reportes hasta decían que a Messi lo había entusiasmado, como vislumbrando que podía entenderse con él y explotar sus condiciones, que no eran pocas ni vulgares: tremendo sprint, desborde, potencia, muy respetable remate, salida a los dos perfiles.

Mirá también

Mirá también

Después, pasó lo que ya sabemos. La Selección fue una calamidad en Rusia y Pavón se cayó casi verticalmente, como si estuviera en una montaña rusa, con proporcional vértigo al que lo había disparado para arriba. Entonces pareció que había sido un invento, un jugador del montón inflado en la prensa y las redes. Boca lo cedió a una liga menor y sólo se suponía que podía esperar de él una buena retribución en verdes por la venta definitiva.

Leo con Kichán, en el partido del Mundial 2018 contra Nigeria (EFE / Juan Herrero ).

Leo con Kichán, en el partido del Mundial 2018 contra Nigeria (EFE / Juan Herrero ).

Mirá también

El tipo la está rompiendo en la MLS. Su DTes el Melli Guillermo, que siempre creyó en él; hizo seis goles en los últimos diez partidos y es candidato a MVP del torneo. Entonces, tal vez no era el de la cima de la montaña, pero tampoco es el del punto inferior de la caída. Si Scaloni lo rescata cuando juega ¡en Estados Unidos! no será sólo por este buen momento, sino porque aquellas condiciones por las que había ido a Rusia no pudieron esfumarse en el éter, y lo hacen merecedor de otra oportunidad.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat