Juntos por el Cambio pedirá que se termine la cuarentena nacional y que cada provincia defina las medidas contra la pandemia

https://images.clarin.com/2019/11/13/mauricio-macri-maria-eugenia-vidal___vkPfbgsi_1200x630__1.jpg

En medio de las controversias sobre la extensión de la cuarentena, con diferencias incluso dentro de Juntos por el Cambio, la mesa nacional de la coalición opositora decidió reclamar el fin del aislamiento preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional. Referentes del espacio comenzaron a elaborar un documento para pedir que no se prorrogue el decreto que funciona como un paraguas de las medidas de cada distrito.

La iniciativa de avanzar con el pedido surgió después de los banderazos de protesta del 12 de octubre, en los que el impacto de la cuarentena apareció entre los principales reclamos con las dificultades económicas, el cepo cambiario y los proyectos del oficialismo vinculados con la Justicia. Mauricio Macri venía expresando en privado y en público cuestionamientos a las medidas que consideraba demasiado estrictas y lo ratificó en su reaparición con una entrevista con TN, la noche del banderazo: “Esta cuarentena eterna ha sido muy dañina y sin ningún resultado a la vista, porque estamos entre los peores países en términos de resultados frente al coronavirus”.

Al día siguiente Macri llevó el tema a la reunión virtual de la mesa nacional de Juntos por el Cambio, en la que se discutió cómo seguiría la posición del espacio frente a las restricciones que Alberto Fernández había anunciado para los distritos más complicados con el coronavirus, y el radical Luis Naidenoff propuso elaborar un documento para pedir mayores flexibilizaciones y el fin del decreto de aislamiento. En ese momento el mendocino Rodolfo Suárez discutía con Nación -rechazaba volver a Fase 1 y luego selló un acuerdo en la Casa Rosada- y también Corrientes -gobernada por el radical Gustavo Valdés- se involucraba en una controversia por el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva en la provincia.

El DNU vigente sobre el aislamiento (ASPO) y el distanciamiento, social, preventivo y obligatorio fijó la prórroga hasta el 25 de octubre, con la diferenciación para cada provincia por departamentos, las prohibiciones de circulación y actividades y las excepciones como desde el inicio de la pandemia.

“Vamos a pedir el fin del aislamiento. Que se vuelva a la normalidad con protocolos y distanciamiento. Para no seguir hiriendo la economía, la educación y la salud. Ya se demostró que no sirve, somos uno de los países con más casos”, adelantó uno de los integrantes de la mesa nacional. “Proponemos que no se prorrogue el decreto para que tengan más autonomía las provincias, para abrir o cerrar. Todavía si deciden abrir un quiosquito tienen que pedir permiso”, sumó otro. El texto quedó a cargo de los presidentes de los partidos (Patricia Bullrich, Alfredo Cornejo y Maximiliano Ferraro) y luego tendrá que pasar el filtro del resto de la mesa.

Los asistentes de la reunión virtual se mostraron de acuerdo con la postura de Macri y la propuesta de Naidenoff, aunque de ese encuentro no participaron Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, los dirigentes con una posición más moderada y que se habían mantenido al margen del banderazo contra el Gobierno.

Rodríguez Larreta evitó la confrontación con Macri, aunque el ministro Fernán Quirós replicó sobre la utilidad de las medidas tempranas para evitar un colapso del sistema de Salud porteño. “Salvó una catástrofe sanitaria”, aseguró el responsable del área en la Ciudad.

Aun así Rodríguez Larreta dio el aval al pedido, en tanto transmitió su acuerdo con terminar con el decreto nacional y que cada distrito determine las aperturas y restricciones, lo que no implicaría abandonar la coordinación con la Casa Rosada. En la sede de Uspallata argumentaron que en muchos casos ya prácticamente se trata de una formalidad sin correlato en los hechos: “En el AMBA todavía rige el aislamiento, tendríamos que circular con el permiso y ya nadie te lo pide”.

De todos modos el documento todavía está en proceso de elaboración, será discutido y también falta definir quiénes lo firmarán, algo que fue motivo de cruces con otros comunicados de Juntos por el Cambio. En este caso no será suscripto por todos los gobernadores radicales. “Venimos dialogando con Nación, tenemos un ámbito de discusión y en todo caso será ahí donde nos pondremos de acuerdo. En Jujuy hemos bajado la curva, pero creemos que hay que seguir con los cuidados”, dijo Gerardo Morales a Clarín.

Mirá también

Mirá también



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat