Feroz defensa de Elisa Carrió contra las críticas dentro de la oposición: «No necesito ni mendigo su aprobación»

https://images.clarin.com/2017/05/23/lilita-carrio-en-una-imagen___rJiNmq7bb_600x338.jpg

Luego de que la ex diputada nacional, Elisa Carrió, pidiera el miércoles que Juntos por el Cambio aportara los votos en el Senado para que el Gobierno pueda nombrar al nuevo Procurador General de la Nación al juez Daniel Rafecas, candidato del oficialismo para reemplazar a Ricardo Casal, las críticas hacia la dirigente la Coalición Cívica-ARI no se hicieron esperar desde la oposición.

En un audio de poco más de cinco minutos en su Facebook, titulado «Réplica a los que me critican«, la política apuntó los cañones a quienes, dijo, luego de que sacó solamente el 1,8% de los votos en una elección la dejaron sola.

Carrió comenzó el audio diciendo que estaba dedicado a «los que me critican por las Redes y a todo el pueblo de la Nación». Además, aseguró que «en tiempos no electorales me matan, y en tiempos electorales soy la reserva moral de la Nación» y luego reclamó «conducción y estrategia para salvar a la Argentina de ser la Venezuela de (Nicolás) Maduro«.

La desgrabación completa

«Escucho diatribas contra la estrategia pensada, no es que cambié porque la tengo desde marzo, de dar apoyo institucional desde el Senado de la Nación al juez (Daniel) Rafecas. La verdad es que no tendría que darles explicaciones porque ustedes confían en mí cuando los ayudo y después no confían y después pasan a confiar.

Y en tiempos no electorales me matan y en tiempos electorales soy la reserva moral de la Nación. Pero… ¿Saben qué pasa? Yo los quiero igual. Uno puede no tener cargos políticos, pero no puede eludir la responsabilidad ni por la nación ni por el mundo.

Hace una semana lloraba como madre, no sé por qué. Y entonces, hay que tener conducción y estrategia para salvar a la Argentina de ser la Venezuela de (Nicolás) Maduro. Y a mi me parece que muchos de ustedes a lo mejor son jóvenes y tienen que saber la historia. Lo adultos que hemos vivido el 75′, el 89′, la dictadura, el 90′ el 2001, tienen que explicarles a sus hijos cómo quedamos. Si no, no hay entendimiento.

El otro día una diputada Nacional de la UCR, joven, no recuerdo el nombre, dijo «vamos a dejarnos de anécdotas». Y ella confunde. Fíjense lo que hacen, confunde historia con anécdota y no sabe que la historia está hecha de acontecimientos que bien un ignorante podría tratar de anécdota. Es una de las razones por las cuales me fui de la Cámara. Porque para ser diputada o diputado, hay que estudiar historia porque te enseña a no repetir errores.

Yo no dependo de la opinión de ustedes, se los digo sinceramente. Ya gané todos los concursos de la Universidad por mérito. Y a los 28 años, no a los 50, fui titular de cátedra. O no como el Presidente y alguno del gobierno de científicos. También me sometí a las burlas. Gané y perdí, pero ahora no me someto más a las burlas. Nunca miré una encuesta y cuando saqué el 1,8% seguí luchado. Por ustedes, por los que no me votaron. Por los que decían que hay que votar a (Hermes) Binner y los que decían vamos a votar a (Roberto) Lavagna, para que después entregara a Kirchner. Todo es así.

Pero yo los quiero. Y saben qué pasa. Yo estudié mucho para hacer lo que hago. Y viví y sufrí mucho. Aprendí del dolor, de los errores y el conocimiento de la historia, de la humanidad. En consecuencia, no quiero su aplauso. Yo respondo ante mi conciencia y ante Dios. Y no los culpen ni a Juan López ni a Maricel Etchecoin ni a Maxi Ferraro. Porque en realidad son ellos los que se quedaron cuando todos ustedes me abandonaron en el 2011 y saqué el 1,8%.

Después lloraban algunos y me pedían perdón en las marchas al Obelisco. Pero nadie me quería mirar. Nunca miré las encuestas y me siento responsable por la Nación Argentina. Y esa responsabilidad, por más que yo la quiera eludir, no puedo. Porque en todo caso créanme mística, saben que tengo: temor y amor a Dios. Saben que cuento con la eucaristía diaria. Creo en la oración. Y saben cómo construyo el pensamiento: con la inteligencia y la razón.

Entonces les digo: no necesito ni mendigo su aprobación. Ellos me acompañan como me acompañaron en la soledad más absoluta en la que me dejaron ustedes. Un beso enorme. Lilita«.

[ad_2]

Fuente

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat