https://images.pagina12.com.ar/styles/focal_16_9_960x540/public/2020-10/117192-vice.jpeg?itok=HRIZx6WM

El vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, contradijo este viernes al primer mandatario Jair Bolsonaro y adelantó que el Gobierno va a adquirir la vacuna Coronavac de origen chino, que fabricará el estatal Instituto Butantan en el estado de San Pablo.

«El Gobierno va a comprar esta vacuna, lógico que va a comprarla. Hay recursos para su producción», afirmó el general retirado a la revista Veja. En sus declaraciones, Mourao admitió que, en lo personal, no tiene dudas de que se pondría la vacuna que fuera, con la única salvedad de que antes «sea certificada» por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil.

Bolsonaro ha declarado en varias ocasiones que el Gobierno federal no adquirirá esa vacuna, ha puesto en duda su eficacia por adelantado y en algunas apariciones públicas ha hecho eco a muchos de sus más radicales seguidores, que culpan a la «China comunista» por la crisis sanitaria mundial desatada con la pandemia de la covid-19.

El presidente de Brasil dijo que hay «desconfianza» en la vacuna Coronavac por su origen e incluso obligó al Ministerio de Salud a romper un acuerdo de compra en caso de que la inmunización sea aprobada. Además, Bolsonaro se niega a incorporarla al sistema de vacunación nacional de 2021.

Por su parte, el vicepresidente de Brasil señaló que la posición de Bolsonaro se debe a la pelea política con su ex aliado en las elecciones de 2018, el gobernador paulista Joao Doria, considerado presidenciable de cara a 2022.

Mourao es un interlocutor clave de Brasil con China, el principal socio comercial del país desde 2009, a raíz de que Bolsonaro y su Cancillería están alineados con el gobierno estadounidense de Donald Trump. 

El vicepresidente dijo que se aplicaría sin ningún problema la vacuna de origen chino y que Beijing es una «potencia global que practica el capitalismo de Estado».

Brasil también participa del consorcio mundial de la vacuna del laboratorio AstraZeneca, conocida como la de Oxford y lleva adelante más de 10.000 ensayos con voluntarios brasileños, uno de los cuales falleció este mes de covid-19, aunque se sospecha que estaba tomando un placebo, contemplado en los protocolos de los test.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com