El tema que más preocupa a Pusineri

https://images.ole.com.ar/2020/08/21/37DeFLdQG_1200x630__1.jpg

Ya tuvo demasiada paciencia. Que no lo subestimen porque algún día eso se acaba». Alguien que transita a diario el predio de Independiente en Villa Domínico resumió en pocas palabras la situación que se vive en el club. Lucas Pusineri está preocupado. Y su intranquilidad está motivada por hechos concretos. Los días pasan y los refuerzos no llegan. Pero eso no es lo que desvela al entrenador: los hechos demuestran que quienes llevan adelante las negociaciones parecen no haberse percatado de cuáles son las prioridades del entrenador.

Mirá también

El sábado pasado, luego de la práctica matutina, el técnico se reunió con el vicepresidente, Pablo Moyano y el manager, Jorge Burruchaga. De la conversación también participaron el secretario deportivo, Jorge Damiani, y el secretario general de la institución, Héctor Maldonado. Los directivos fueron a serenar al DT, a quien comenzaba a abordarlo cierta preocupación por la falta de incorporaciones. Pusineri sabe que el Rojo atraviesa una situación económica complicada y les pidió que, en caso de hacer un esfuerzo, lo hagan para sumar al arquero Sebastián Sosa, al zaguero Ezequiel Muñoz y a un lateral izquierdo. En el flanco izquierdo de la defensa, el principal candidato es Lucas Rodríguez, quien quedó libre de Tigre.

Este miércoles, la dirigencia avanzó en la contratación de Federico Martínez, extremo derecho de Central. El uruguayo de 26 años llegó al Canalla a principios de año y los rosarinos nunca le pagaron su pase a Liverpool de Uruguay. En Avellaneda están dispuestos a desembolsar 1.350.000 en cuotas para quedarse con el futbolista, pero el entrenador prefiere que ese dinero se invierta para sumar refuerzos en otros puestos. No le disgusta Martínez, pero en el plantel hay superpoblación de jugadores que pueden jugar de extremos con Alan Velasco, Brian Martínez, Jonathan Menéndez y Gastón Togni. Y el técnico no quiere postergar a los jovenes que piden pista.

Mirá también

Muñoz ya aprobó la revisión médica la semana pasada. Y la dirigencia le abonó 100.000 dólares al futbolista. El defensor de 29 años quedó libre de Lanús el 30 de junio y Pusineri no sólo lo ve de titular en la zaga junto a Alan Franco: recibió muy buenas referencias e intuye que tiene el temple necesario para convertirse en referente en un breve lapso de tiempo.

En el caso del arquero Sosa la historia es distinta. El arquero no pudo rescindir su contrato con el Mazatlán y los mexicanos exigen 200.000 dólares de cargo como condición para cederlo a préstamo. El uruguayo está dispuesto a pagar un porcentaje poniendo dinero de su bolsillo. Nadie imagina a Pusineri pegando un portazo ya que sus ganas de dirigir al Rojo lo llevan a tolerar muchas cuestiones que no soportaría en otro contexto. Desde que Hugo Moyano asumió la presidencia a mediados de 2014, es el único técnico al que no le acercaron ningún refuerzo. Su contrato termina el 31 de diciembre. Y la incertidumbre crece minuto a minuto.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat