https://images.ole.com.ar/2019/12/25/haD_54iN_1200x630__1.jpg

El nuevo Boca de Riquelme parece tener, al menos, cuatro prioridades establecidas para el arranque del 2020. Una es la designación del entrenador. Porque hasta ahora, al equipo del 10 le falta nada menos que su conductor. Pero mientras tanto, entre reunión y reunión con Miguel Russo, el DT elegido (¿será presentado hoy finalmente?), las necesidades sobre sobre el plantel ya fueron surgiendo. Y ahí entran en juego, justamente, las otras tres decisiones clave.

Una es retener a Esteban Andrada, el mejor del año, que está en la mira de varios clubes europeos. La otra es ir en busca de un goleador top, que no sólo garantice gritos sino probada jerarquía: ahí el apuntado es Paolo Guerrero, por quien Riquelme ya tuvo dos charlas con los dirigentes del Inter de Porto Alegre. Y por último, la búsqueda está orientada a un volante central. Uno de meta y ponga. De mayor presencia, carácter y personalidad en el medio. Uno del estilo Serna. O Giunta, quien ahora será técnico de la Cuarta División. Uno que responda al huevo, huevo, huevo…

Mirá también

Aránguiz juega en el Leverkusen, pero seguirá en Europa. (AFP)

Aránguiz juega en el Leverkusen, pero seguirá en Europa. (AFP)

Por eso, con apenas unos días en el club, Riquelme mostró interés por Charles Aránguiz. Y el chileno se convirtió en el primero en decirle que “no” al Román dirigente. Volante central de categoría, que juega en el Bayer Leverkusen, avisó que prefería seguir en Europa.

Por el que también hicieron sondeos fue por Santiago Ascacibar. El ex Estudiantes, de 22 años, juega en el Stuttgart, que este año descendió a la Segunda y ahora marcha tercero en la Bundesliga 2. Por esa razón, Boca asomaba como una buena chance para el Rusito, en la búsqueda de recuperar protagonismo y un lugar en la Selección. Sin embargo, esa posibilidad también se fue diluyendo.

Ascacibar está en la Bundesliga 2. Hubo sondeos por él.

Ascacibar está en la Bundesliga 2. Hubo sondeos por él.

Mirá también

Así, la nueva opción que surgió en estas horas fue el peruano Renato Tapia, volante de selección que alterna como titular en el Feyenoord, quinto en la liga de Holanda. De hecho, el interés de Román y su consejo de fútbol ya le llegó al jugador, que se refirió al respecto: “He escuchado algo de Boca, que es un club muy grande. Estoy con contrato hasta junio, así que vamos a ver lo que sucede”, avisó el mediocampista de 24 años.

Mirá también

Tapia, con Coutinho. Para Gareca es clave. ¿Viene con su compatriota Paolo? (AFP).

Tapia, con Coutinho. Para Gareca es clave. ¿Viene con su compatriota Paolo? (AFP).

Eso mismo, que esté a sólo seis meses de finalizar su vínculo europeo, podría ser una llave de salida. Incluso, este jugador marca y juego, que está muy bien considerado por el Tigre Gareca (fue titular en la Copa América y también en los últimos cuatro amistosos del año) no viene teniendo muchos minutos en su actual club, por lo cual quiere ganar continuidad para seguir siendo convocado en su país.

Lo que está claro es que en el análisis que hicieron del puesto, Iván Marcone no termina de convencer a la nueva conducción. El ex Lanús bajó su nivel, ya no se destacó tanto como en el primer semestre del 2019 y no es casual que en este tiempo se hable más de su salida del club que de su presencia en el equipo para el 2020.

En ese sentido, también es incierto el futuro de Daniele De Rossi, quien está de vacaciones en su Roma natal. Más allá de que se llevó una rutina especial, la salida de Burdisso, el manager que lo trajo y con quien tiene una relación de amistad, podría empujarlo a una salida. “No sabemos qué hará De Rossi… Alguien lo trajo y no sabemos si se sentirá cómodo con nosotros, revisaremos el contrato también”, sembró la duda el presidente Ameal.

El que tampoco hizo pie en este tiempo fue Jorman Campuzano. El colombiano perdió terreno con Alfaro, el DT que lo trajo y en el último semestre casi no figuró: sólo participó en ocho partidos de los 23 que disputó Boca en la segunda mitad y el último fue en octubre.

Campuzano perdió terreno: casi no jugó en el semestre.

Campuzano perdió terreno: casi no jugó en el semestre.

Por todo, más allá de que el pibe Capaldo también se la bancó desde su debut, la idea es traer a un cinco de cierta jerarquía. Un cinco huevo, huevo, huevo…



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com