https://images.ole.com.ar/2019/12/31/kZ8y-5-S_1200x630__1.jpg

Lo que prometía ser un buen 2019 para Huracán terminó siendo un dolor de cabeza. Y no sólo porque durante este año pasaron tres técnicos por el club (Antonio Mohamed, Juan Pablo Vojvoda y Néstor Apuzzo), sino porque en la actualidad el banco está acéfalo. De hecho, el Globo es el único equipo de la Superliga que no tiene DT… Sin embargo, Leonardo Ramos había aparecido como la opción más firme, aunque una traba en las pretensiones del uruguayo (según trascendió habría pedido que su salario sea en dólares) le abrieron las puertas a dos ex jugadores del club y sobre todo muy queridos: Israel Damonte y Carlos Arano.

Mirá también

El caso de Damonte pareciera ser el más particular porque el mediocampista de 37 todavía está en actividad y de hecho no sería descabellado que en su cabeza esté la idea de volver a Huracán para jugar la Sudamericana (Huracán sí puede incorporar en la Copa). El platinado se fue de Parque Patricios a mediados de este año porque Hernán Crespo lo llamó en Banfield (su contrato vence en junio), pese a que luego perdió continuidad y dejó de ser una prioridad. Huracán piensa en él: dejó un buen recuerdo y no nada más por lo futbolístico, sino porque se mimetizó muy rápido con la institución, con las Inferiores y con los hinchas. Él mismo avisó que alguna vez volvería al barrio… 

Por el lado de Arano, la situación es distinta. Chiche dejó la profesión ya hace algunos años y se puso el buzo de entrenador inmediatamente. Trabajó en la Reserva de Racing en estos últimos tres años, también formó integró las Inferiores de ese club, y hasta dirigió en Primera de manera interina: 2-2 vs. Newell’s en Rosario y 3-1 de local en Gimnasia LP, en 2017. Además, es uno de los ex jugadores más querido del Globo, donde formó parte del tiki tiki de Ángel Cappa en 2009 (subcampeón Clausura 2009) y en el que fue campeón de la Copa Argentina y la Supercopa 2014 (además de haber conseguido el ascenso a Primera en ese mismo año).

Mirá también

Mirá también

La CD sabe que en ambos casos se trataría de una apuesta muy grande, más allá de que si de Chiche (ya hubo un contacto) se trata, ya tiene experiencia, durante el último año fue la mayoría de los partidos al Tomás Adolfo Ducó, conoce al plantel y también a varios chicos de Inferiores. Eso no desacredita a Israel (la idea es activarlo), por supuesto, a quien le quedó un amor muy grande por el Globo, en el que jugó durante el 2018 con Gustavo Alfaro en el banco y consiguió la clasificación a la Copa Libertadores. Pero claro, pareciera que por ahora quisiera seguir jugando un tiempo más…

¿Volverá alguno de los dos a Parque Patricios?

Mirá también

Leo Ramos era el principal apuntado, pero una traba en las pretensiones del DT lo alejó

Leo Ramos era el principal apuntado, pero una traba en las pretensiones del DT lo alejó



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com