https://images.clarin.com/2020/10/30/maximiliano-ferraro-maricel-etchecoin-maria___QMICgAv50_1200x630__1.jpg

Horacio Rodríguez Larreta, Elisa Carrió y María Eugenia Vidal se reunieron este viernes durante casi 4 horas en un encuentro que tuvo como principal objetivo el apoyo de Juntos por el Cambio a la postulación de Daniel Rafecas, el candidato del presidente Alberto Fernández a la Procuración General de la Nación.

El encuentro, en la que también estuvieron las principales autoridades de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro y Maricel Etchecoin, se hizo en la casa de Carrió en Exaltación de la Cruz y comenzó poco después del mediodía.

La idea que compartieron es que la postulación de Rafecas permitiría bloquear la llegada a la jefatura de los fiscales a un funcionario o funcionaria identificada con el kirchnerismo duro. «Ya tuvimos la experiencia de no aceptar a (Daniel) Reposo y finalmente quedó (Alejandra) Gils Carbó, que era una militante ultra. No podemos volver a cometer el mismo error», confió uno de los participantes del cónclave. 

Carrió fue la primera dirigente opositora en hacer pública esa tesis, pero este viernes Clarín reveló que Rodríguez Larreta podría plegarse a la postulación de Rafecas pero el jefe de gobierno porteño aún no se definió sobre la cuestion. En la Ciudad afirman que no hubo nuevos contactos con la Casa Rosada para acelerar la designación de Rafecas.

Aunque la ex diputada había empezado a impulsar esa idea puertas adentro de Juntos por el Cambio desde marzo, las alarmas se encendieron en la coalición opositora la semana pasada, cuando el senador Oscar Parrilli anunció que tomarían en cuenta dos proyectos que habían presentado legisladores opositores para impulsar la modificación de la ley del Ministerio Público Fiscal.

En la principal fuerza opositora consideran que el kirchnerismo pretende bajar la cantidad de votos necesarios -se necesitan los dos tercios de los presentes- para designar a un procurador en el Congreso para que el oficialismo lo pueda designar sin la necesidad de negociar con la oposición. Rafecas ya dejó saber que no aceptará el cargo de jefe de los fiscales si el oficialismo cambia los requisitos.

Esta semana, Juntos por el Cambio pidió dejar sin efecto los proyectos de modificación de la ley pero el jueves el Senado, con la mayoría del Frente de Todos, impidió que los retiren. «Comparto la decisión de Carrió», le había dicho a este diario el vicejefe de gobierno porteño Diego Santilli, uno de los articuladores del PRO con la ex diputada.

En el larretismo y en la Coalición Cívica afirman que pretenden consensuar una posición común con el resto de sus aliados. «No vamos a fracturarnos», avisan.

Luego de que la foto tomara estado público, el jefe del bloque de senadores oficialistas José Mayans. «Ahora dijeron acá que una señora gorda quiere arreglar con nosotros. Si hubiesen puesto nombre y apellido hubiese sabido quién es esa señora gorda que quiere arreglar con nosotros», ironizó durante el debate de la sesión especial de la Cámara Alta que aprobó el proyecto que permite a las provincias refinanciar la deuda. 

El encuentro distendido sirvió para enviar un mensaje al interior de Juntos por el Cambio. «Hay una preocupación compartida sobre la debilidad institucional que estamos atravesando. Se insistió en que no debemos quedar como golpistas», relataron. En la jefatura de Gobierno pretenden distender el vínculo entre Carrió y Martín Lousteau -a quien ven dispuesto para empujar la designación de Rafecas- y tienden puentes con los radicales más dialoguistas como el senador Luis Naidenoff y el diputado Mario Negri.

En el sector más moderado de la UCR también evitan ser categóricos a propósito de un hipotético apoyo a Rafecas. «Hay que ser cuidadoso con el tema, no vaya a ser que se convierta en un conflicto en lugar de las prioridades que hoy tenemos frente al desgaste del Gobierno», dijeron. 

En el PRO insistieron que la foto y la dimensión del encuentro -que fue pautado el lunes- excede la designación del procurador. El encuentro se produjo apenas 48 horas después de que Carrió sepultara las aspiraciones políticas de Mauricio Macri y el mismo día en que el ex presidente reapareció en Twitter para poner condiciones al dialogo convocado por Cristina Kirchner en una carta pública. «(Mauricio) Macri ya fue«, sentenció la socia fundadora de Cambiemos en una entrevista con La Nación +.

En el entorno de la líder de la Coalición Cívica admitieron que esa frase fue producto del enojo de Carrió con Macri por un comentario del ex mandatario en una conversación telefónica. «Vos que nos iluminas con tus análisis», habría dicho un dejo de ironía el ex mandatario. Irritada, Carrió, que no participa de los zoom de Juntos por el Cambio, le devolvió la gentileza. Horas después la jefa de la CC y Macri volvieron a hablar por teléfono y limaron asperezas. La irrupción del ex presidente en las redes sociales. «Mauricio intenta retomar la centralidad», valoró un dirigente cercano al jefe de Gobierno, quien habla periódicamente con Macri.

Sugieren, en cambio, que el vínculo entre Vidal y el ex mandatario es más frío más allá de los zoom compartidos. La ex gobernadora destacó la importancia de seguir manteniendo unido a JxC y de «consolidar el equipo». Ya había mantenido conversaciones con Carrió durante la pandemia. 

Larreta, además, habla todas las semanas con el jefe de la UCR Alfredo Cornejo, uno de los más «duros» del espacio, que pidió «no echar por la ventana» al ex mandatario, tras los dichos de Carrió.

En el medio de una foto de alto impacto político, hubo tiempo para celebrar. Carrió que no había saludado a Larreta por su cumpleaños, homenajeó al jefe de Gobierno con una torta y para  un festejo con una torta y un café. 

Mirá también



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com