https://images.pagina12.com.ar/styles/focal_16_9_960x540/public/media/articles/39600/colectivos-na_0.png?itok=orGsoOF2

El gobierno congelará por 180 días las tarifas de trenes y colectivos en el Área Metropolitana de Buenos Aires, en sintonía con el freno a los aumentos de tarifas en los servicios anunciado por el presidente Alberto Fernández. El objetivo es “no recargarle a los trabajadores el peso de la situación que atraviesa el país”, confirmó a PáginaI12 una fuente del Ministerio de Transporte. Durante las próximas semanas, la medida podría extenderse a las demás provincias de acuerdo a los resultados de las reuniones que los representantes de esa cartera mantengan con los gobernadores.

Los datos oficiales precisan que el Estado financia el 60 por ciento del boleto de colectivos y el 90 de los trenes. “El esquema actual de subsidios se mantendrá al menos por 120 días hasta realizar una revisión integral y estudiar al fórmula adecuada para el pago», destacaron desde la cartera que conduce Mario Meoni. Eso significa que durante cuatro de los seis meses que dure el congelamiento no habrá cambios en los subsidios y se irá conversando con los distintos actores para revisar esa política.

Las primeras conversaciones al respecto fueron entre representantes del Ministerio de Transporte y funcionarios de las administraciones de Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta. Por eso el congelamiento en el área metropolitana –donde unas 10 millones de personas utilizan los transportes diariamente- es prácticamente un hecho a pesar de que aún no haya habido un anuncio ni oficialización de la medida.

“La decisión está tomada y la oficialización va a ser cuando se termine la etapa de reuniones”, indicó la fuente. La próxima semana comenzarán los encuentros entre Meoni o alguno de sus representantes con los gobernadores. “La idea es también sacarle presión a las provincias”, confirmó el vocero.

El congelamiento de los subsidios por 120 días y del precio de los boletos por 180 hará que el Estado nacional siga destinando 60 mil millones de pesos a esa cobertura. Mientras tanto, habrá diálogo, y el producto de ello será un nuevo esquema tarifario que dependerá, también, de las paritarias en el sector.

Los últimos aumentos

El último aumento en colectivos y trenes fue aplicado en marzo durante el gobierno de Mauricio Macri. El boleto mínimo de colectivo aumentó entonces 9 por ciento y pasó a costar 18 pesos en los recorridos de menos de 3 kilómetros. Aquella fue la tercera suba aplicada en el año ya que se decidió concentrar los incrementos en el primer trimestre para luego dejar los valores sin cambios durante la campaña electoral. En esos tres meses el ajuste acumulado fue de 38,5 por ciento y en doce meses llegó al 125 por ciento frente a una inflación de 51,3 por ciento registrada en el mismo período.

Los incrementos fueron todavía mayores en los trenes del Área Metropolitana de Buenos Aires. En los ferrocarriles Roca y Belgrano Sur la tarifa mínima pasó de 7 a 7,75 pesos (10,7 por ciento). En las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín trepó de 11,25 a 12,25 pesos (8,8 por ciento). En el Belgrano Norte aumentó de 6,25 a 6,75 pesos (8 por ciento) y en el Urquiza de 7,25 a 8 pesos (10,3 por ciento). De ese modo, la suba acumulada en un año llegó en algunos tramos al 266,6 por ciento. El objetivo principal del ajuste fue recortar los subsidios públicos para cumplir con el plan de déficit primario cero acordado el año pasado con el FMI. El incremento golpeó fundamentalmente a los sectores de menores ingresos que recurren al tren y al colectivo para ir a su trabajo todos los días.

Desde marzo los boletos de colectivo que costaban 16,50, 18,00 y 19 pesos subieron a 18, 20,00 y 21 pesos, respectivamente. Los viajes más largos, aquellos que se extienden por más de 12 kilómetros y suelen incluir el cruce a la provincia de Buenos Aires, aumentaron de 20 a 22 pesos. Por el sistema de tarifa integrada quienes viajan más siguen pagando menos ya que se combinan, por ejemplo, colectivo, tren y subte van a pagar 50 por ciento menos en el segundo viaje y 75 por ciento menos a partir del tercer viaje. Los titulares de la Asignación Universal por Hijo, jubilados, pensionados y trabajadoras domésticas así como los beneficiarios de los programas Argentina Trabaja y Ellas Hacen siguen accediendo a la tarifa social que les permite pagar el 45 por ciento de las nuevas tarifas, y además tienen los mismos beneficios del sistema integrado para viajes múltiples.

Entre los ferrocarriles, el pasaje mínimo en las líneas Roca y Belgrano Sur, trepó en marzo de 7 a 7,75 pesos acumulando 40,9 por ciento en el primer trimestre y 181,8 por ciento en 12 meses. En las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín el mínimo subió de 11,25 a 12,25 pesos. En el trimestre llegó al 40 por ciento y en 12 meses al 122,7 por ciento (de 5,5 a 12,25 pesos). Por su parte, la tarifa más baja del Belgrano Norte aumentó de 6,25 a 6,75 pesos. En tres meses la suba acumulada fue de 42,1 por ciento y en doce meses llegó al 145 por ciento (de 2,75 a 6,75 pesos). Por último, la tarifa básica del ferrocarril Urquiza aumentó de 7,25 a 8 pesos sumando 39,1 por ciento en el primer trimestre y 263,6 por ciento en doce meses (de 2,20 a 8 pesos). Para los que utilizan la segunda sección el incremento desde febrero de 2018 trepó al 266,6 por ciento (de 3 a 11 pesos).



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com