En su primera semana, el Gobierno dio señales a los acreedores sobre cuáles serán las
prioridades de los primeros meses de gestión. La búsqueda de equilibrio fiscal quedó reflejada
en la Ley de Emergencia Económica, donde se prioriza el aumento de los ingresos del Tesoro.
A su vez, el equipo económico parece querer recuperar el financiamiento en pesos para el
sector público
y evitar recurrir en exceso a la emisión monetaria para financiar al fisco

La
licitación de letras del Tesoro en pesos (primera desde agosto) es un reflejo de esta intención
:
se logró colocar (con la ayuda de institucionales y “atrapados”) 19.000 millones de pesos, un resultado
positivo teniendo en cuenta el vencimiento de 24.304 millones del título denominado BOTAPO. 

Por otro lado, dentro de las medidas que se aprobaron figura la autorización al
Tesoro para que emita Letras en dólares a ser colocadas al BCRA a cambio de reservas
por
un monto de 4751millones de dólares. 

A su vez, por DNU se decretó el re-re-perfilamiento de todas las
letras del Tesoro en dólares
exceptuando a las personas humanas, provincias y parte de los
FCI que están invertidos en estos instrumentos. Teniendo en cuenta que los vencimientos de
Letes en dólares en manos del sector privado totalizan 6000 millones, el Gobierno se
ahorraría una parte importante de ese monto dado que las personas humanas representan
una fracción menor dentro del total. La nueva fecha de vencimiento para todos estos
instrumentos será el 31de agosto próximo. Tras la medida el cronograma de vencimientos en moneda
extranjera para 2020 suma 12.000 millones de dólares entre capital e intereses. 

Separando por legislación, unos 7300 millones corresponde a pagos de títulos emitidos bajo
ley local y 4500 millones a títulos bajo ley extranjera. El monto de vencimientos bajo ley
extranjera coincide con el autorizado para emitir letras a colocar al BCRA a cambio de divisas

Con esto el Gobierno envía señales claras

1. Se busca que la negociación con acreedores privados y FMI sea ordenada.

2. Las primeras medidas muestran la intención de llevar adelante un plan económico
consistente
con fuerte impronta sobre el cuidado del balance fiscal y externo.

3. La colocación exitosa de deuda en pesos abre la posibilidad de que los vencimientos en
moneda local se renueven
, aunque sea parcialmente, lo cual podría evitar que el BCRA tenga
que emitir en exceso para cubrir la falta de financiamiento del Tesoro. 

Estas señales se vieron reflejadas en las cotizaciones en los mercados. Los títulos de deuda
en moneda extranjera del Gobierno Nacional, los cuales estaban en paridades cercanas (y
en algunos casos inferiores) al 40 por ciento al 10 diciembre pasado terminaron la última semana alrededor del 50 por ciento. Las
acciones también tuvieron un buen desempeño: el MerVal creció 11 por ciento entre el 10 y el
20 de diciembre. 

Con el primer paquete de medidas aprobado, el próximo gran desafío será la
negociación con acreedores privados y FMI
, lo cual determinará el margen del Gobierno para
seguir con su programa económico en los próximos meses.

* Director ejecutivo de PxQ Consultora.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com