YPF subió las naftas y ya lo siguió Shell | El ajus…

https://images.pagina12.com.ar/styles/focal_16_9_960x540/public/2020-09/106337-whatsapp-20image-202020-09-19-20at-2018-36-46.jpeg?itok=e_YtiKkA

 YPF aplicó un nuevo aumento del 3,5 por ciento promedio en el precio de sus combustibles, con diferencias de valores de acuerdo a la región del país para «recomponer asimetrías históricas a nivel federal, recortando brechas entre la Capital y el interior del país», expresaron desde la petrolera. El incremento porcentual en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), es de entre 4,5 y 4,9 por ciento promedio, alrededor de un punto por encima del aumento promedio del país. Es el segundo del año, el anterior había sido de 4,5 por ciento en agosto

«Esta decisión se da en pos de avanzar con los objetivos de producción de la compañía teniendo en consideración las particularidades del contexto macroeconómico del país», comunicaron desde YPF. La propuesta sostiene el descuento al personal de salud del 15 por ciento, «un colectivo muy sensible de unas 100.000 personas que se encuentran adheridas al programa de YPF». 

«El aumento era previsible, se había anunciado un gran atraso en los precios», explicó en declaraciones televisivas Gabriel Bornoroni, el presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha). 

En base a una relevamiento realizado por Télam en estaciones de servicios de YPF en la Ciudad de Buenos Aires, la nafta súper pasó a costar 59,49 pesos el litro; la nafta Infinia, 68,63 pesos; el Diesel 500 55,56 pesos e Infinia Diesel 64,99 pesos. Como operadora mayoritaria del mercado de combustibles, la empresa suele arrastrar al resto de las compañías cada vez que fija nuevos valores de naftas y gasoil. En este sentido Raizen, operadora de Shell, siguió los pasos de la petrolera de bandera. En CABA aplicó aumentos de 4,8 por ciento: la nafta súper de Shell ahora cuesta 59,99 pesos; la premium 69,99 pesos; el diésel 57,76 pesos y el diésel V-Power, 66,29 pesos. Puma confirmó que aumentará en las próximas horas, en tanto desde Axion no dieron precisiones, aunque se descuenta que ajustará sus precios.

Todo turista que haya viajado en auto a la Patagonia sabe que, al entrar a Río Negro, los precios de la nafta son considerablemente más baratos. Por el contrario, son mucho más altos en las provincias del noroeste argentino como Jujuy, Salta, Santiago del Estero y Tucumán. «Una vez calculados los costos logísticos, la provincia de Jujuy está hoy en un 7 por ciento más con respecto a la capital del país», declaró YPF en el comunicado del aumento de precios. En este sentido, la actualización en AMBA fue de ente 4,5 y 4,8 por ciento. En agosto, el aumento promedio en AMBA alcanzó un 6 por ciento, que fue seguido por el resto de las compañías con alzas de hasta un 6,8 por ciento, más de dos puntos por encima de la suba promedio del país.

El directivo de Cecha detalló que, gracias a estos ajustes, «empezamos con una disparidad del 11 por ciento y ahora estaríamos en un 5 por ciento». Desde el aumento del año pasado, el litro de nafta en Capital Federal era 11 por ciento menor que en el norte; más de 5 pesos por litro. 

Tal como se mencionó más arriba, el último incremento se había registrado el 19 de agosto por un 4,5 por ciento promedio. Hasta ese momento, la industria mantuvo precios en surtidor congelados desde diciembre de 2019, año en que los combustibles aumentaron en diez oportunidades, acumulando un alza promedio total de 45 por ciento, similar a la inflación del año anterior. En marzo, con el derrumbe del precio internacional del crudo, la presión del atraso del precio de los combustibles se apaciguó. 

La discusión del congelamiento se aceleró luego de que la compañía de bandera diera a conocer los resultados del segundo trimestre, que exhibieron una pérdida neta de 85.048 millones de pesos, en el marco de los efectos de la pandemia. En los últimos meses, «la caída de la demanda fue de 40 por ciento a nivel nacional. El 75 por ciento de las estaciones están por debajo del punto de equilibrio», alertó Bornoroni. En 2019, la pérdida de la empresa era por más de 33.000 millones de pesos. 

«Con los aumentos de agosto y este, quedaría pendiente uno del 4 por ciento que posiblemente llegue antes de fin de año. Eso sería todo lo que tiene YPF anunciado para equilibrar las cuentas», adelantó Bornoroli. La suba de la nafta impacta de manera transversal en muchos sectores productivos, por un efecto cadena: aumenta el transporte, el costo logístico, la entrega de mercaderías y los viáticos en el caso del sector servicios. Dado el momento en el que se dio el incremento, seguramente el impacto sobre el nivel de precios se dará en octubre.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat