https://images.pagina12.com.ar/styles/focal_16_9_960x540/public/media/articles/39705/kulfas.jpeg?itok=WUQynAlK

El Gobierno volverá a utilizar instrumentos para llevar adelante una administración “inteligente” del comercio exterior, con mecanismos como el uso de las licencias no automáticas. Además, el programa Ahora 12 se renovará cuando finalice el 31 de diciembre y uno de los objetivos es que sea para compras de productos nacionales. Por otro lado, las tasas de interés continuarán a la baja hasta posicionarse en un valor “razonable”. Estas fueron las 3 principales conclusiones que se llevaron empresarios pymes, agrupados en la Mesa Nacional de Unidad Pyme, tras una reunión que mantuvieron este viernes con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

“Van a volver a activar las licencias no automáticas y eso va a ser vital para nosotros”, aseguró a este diario Damián Regalini, miembro del Consejo Productivo Nacional y uno de los empresarios presentes en la reunión, que se llevó a cabo en el edificio del Ministerio, en la calle Roca 651. Desde el Ministerio de Desarrollo Productivo confirmaron que hay una necesidad de llevar adelante una “administración inteligente del comercio”, pero que podría llevarse adelante con diversos mecanismos. Aclararon que el objetivo es “cuidar el mercado interno y la industria local”, sin que eso signifique “cerrar la economía”, dado que la industria requiere de la importación de insumos que no se producen localmente. 

Las licencias no automáticas son un mecanismo de importación aprobado por la Organización Mundial de Comercio (OMC). El proceso administrativo requiere la presentación de una documentación distinta a la necesaria a los efectos aduaneros como condición previa para efectuar la importación de mercaderías. 

Una de las mayores preocupaciones de los empresarios es el impacto que tendrá en las pymes el aumento por decreto al sector privado. La reunión con Kulfas se llevó a cabo al mediodía, apenas unas horas antes al encuentro que mantuvieron en Casa Rosada el presidente, Alberto Fernández con sindicalistas de la CGT y empresarios de la Unión Industrial Argentina, la Cámara de la Construcción y de Comercio. Sobre este punto no se profundizó. No habría segmentación del aumento para las pymes, pero si podría habilitarse un crédito productivo para capital de trabajo. Podría haber más detalles en la próxima reunión con Kulfas, agendada para el próximo 10 de enero.

“Nos prometieron que cuando termine el verano vamos a poder acceder a créditos con tasas razonables”, aseguró Regalini. En las últimas dos semanas el Banco Central bajó la tasa de interés en dos oportunidades, hasta situarla en 55 por ciento.  Además, desde el Ministerio aseguran que el lanzamiento de las moratorias es “indirectamente” una mejora en el financiamiento, por el dinero que se deja de destinar al pago de capital e intereses durante el período de gracia. 

En la reunión, que duró 1 hora y media, primero hablaron los empresarios y luego los funcionarios. Junto a Kulfas se encontraba Guillermo Merediz, secretario pyme. La Mesa Nacional de Unidad Pyme es un espacio que nuclea a 50 cámaras de todo el país y genera 365 mil puestos de trabajo. Entre las inquietudes planteadas por las pymes se destacó la necesidad de renovar el programa Ahora 12 pero solo para productos nacionales. El 31 de diciembre termina y habrá una renovación. Desde el Ministerio dijeron que eso está “en la filosofía del Gobierno”, pero que es difícil implementarlo en todas las cadenas de comercialización.

Otro de los pedidos estuvo relacionado a que en las compras del Estado haya una “especial atención” para la producción nacional. Sobre este punto, Verónica Tenaglia, única mujer empresaria en la reunión, puso como ejemplo que hasta 2015 se habían comprado chalecos para fuerzas de seguridad en cooperativas de la zona sur del gran Buenos Aires, pero que con el cambio de Gobierno comenzaron a importarse de Israel. “Las cooperativas se desintegraron», dijo Tenaglia a este diario. Sin embargo, además de pedidos hubieron agradecimientos al impulso al consumo, mediante el congelamiento de tarifas, la entrega de bonos a jubilados y beneficiarios de AUH, y la implementación del programa Alimentar.

Tenaglia, actualmente comunera del Frente de Todos en la Ciudad, es una empresaria del sector tecnológico. Llevó una preocupación que es un dolor de cabeza para los profesionales de la economía del conocimiento: el impuesto del 30 por ciento a la compra de bienes y servicios del exterior, que para este grupo implica el encarecimiento de software y otros elementos indispensables para trabajar y exportar. “Están planteando un equipo integrado por gente del Ministerio, AFIP, Banco Central y Aduana para poder identificar al comprador y la posición arancelaria de la compra, y que de esta forma tengamos un tratamiento especial”, adelantó.

Los representantes de las 12 entidades que conforman la Mesa Unidad Pyme fueron: Julián Moreno (Apyme), Carlos Criado (Agrupación José Ber Gelbard), Francisco dos Reis (CEEN), Arturo Stabile (Comercios Activos), Damián Regalini (Consejo Productivo Nacional), Leo Bilanski (ENAC), Daniel Moreira (Frente Productivo Nacional), Marco Meloni (Fundación Pro Tejer), Gustavo Castells (Industriales Pymes Argentinos), Silvio Prozzi (Mesa Empresaria Justicialista), Verónica Tenaglia (Pymes Sur) y Federico Cuomo (Red Inclusiva para la Expansión Laboral). 



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com