https://images.clarin.com/2016/11/17/el-diplomatico-eduardo-zuain-ex___SJX1RRv4W_600x338.jpg

El ex vicecanciller Eduardo Zuain es al día de hoy el primer candidato a conducir la embajada argentina en Moscú, supo Clarín de altas fuentes diplomáticas. Aún así, la Cancillería aún no lo confirma.

El “Chango” Zuaín, santiagueño de nacimiento, es uno de los embajadores de carrera más cercanos a la ex presidenta Cristina Kirchner, con quien sigue conversando en la actualidad desde su rol como director del Instituto del Servicio Exterior de la Nación (ISEN), donde se forman los diplomáticos de carrera. Con lo cual si se confirma su salida al exterior debería abandonar el puesto al que llegó a principios de año en reemplazo de Fabián Calle.

Se sabe que hubo molestias en el Gobierno con Cancillería por el vacío qué hay en la embajada de Moscú, en momentos en que se negoció la compra de millones de dosis de la vacuna Sputnik V.

Ocurre que se trajo de vuelta al ex embajador Ricardo Lagorio y casi todos los puestos altos de la embajada, que quedó casi vacía.

La cristinista Alicia Castro renunció el mes pasado a su designación allí. Había sido propuesta por Alberto Fernández pero su pliego no llegó a ser tratado en el Senado. Se bajó, según argumentó, en desacuerdo con la política exterior argentina. Fue tras la decisión del Gobierno de condenar la violación de los derechos humanos en Venezuela.

En ese contexto viajó la viceministra Carla Vizzotti a Rusia para negociar la vacuna.

Cristina se reunió hace una semana con el embajador ruso Dmitry V. Feoktistov, y posiblemente allí se puso sobre la mesa el nombre de Zuain.

Para entonces también circulaba como “candidata” la ex diputada María del Carmen Alarcón, quien finalmente no irá a Rusia.

Diplomático, vinculado al ex gobernador santiagueño Gerardo Zamora, Zuain adquirió mucha experiencia como consejero en Italia entre 1999 y 2006 y, a partir de ese año, sus contactos con el kirchnerismo hicieron crecer su figura hasta alcanzar la vicecancillería en tiempos de Héctor Timerman.

Zuain llegó a ocupar ese cargo por recomendación del grupo Kolina, que respondía a Alicia Kirchner, gobernadora de Santa Cruz y hermana del fallecido ex presidente Néstor Kirchner. En esa función se desempeñó durante el último mandato de Cristina Kirchner, entre 2011 y 2015. En la Cancillería rusa lo conocen.

En 2017 Mauricio Macri lo envió como embajador a Paraguay de donde Elisa Carrió pidió su vuelta en un confuso episodio en el que finalmente Zuain no estuvo involucrado.

Ese mismo año, el juez Claudio Bonadio lo procesó al igual que a Cristina Kirchner y otros ex funcionarios kirchneristas en la causa del Memorándum con Irán, el expediente que nació con la denuncia de Alberto Nisman en enero de 2015 y en donde se denunció el encubrimiento para los sospechosos de haber volado la mutual judía en 1994, en un atentado que provocó la muerte de 85 personas.

Esa medida había recaído sobre Cristina, el ex canciller Timerman, el ex secretario Legal y Técnica Carlos Zannini, entre otros.

Su situación judicial no no le impidió seguir en puestos diplomáticos.

En marzo de este año, Zuain fue designado como director en el Instituto del Servicio Exterior de la Nación en la Cancillería. Se trata del organismo clave de selección, formación e incorporación de los funcionarios diplomáticos argentinos.

En este último tiempo también se decía que Zuain podía ir a la embajada en Cuba, por pedido de la isla. O que podría ir también a Bolivia, ahora que el presidente Alberto Fernández reiniciara relaciones con el gobierno de Luis Arce, en cuya asunción estará presente. Pero para Cuba también da vueltas el nombre del kirchnerista Marcelo Cima .

Recientemente, en la charla denominada “Argentina y la Pandemia: Certezas e Incertidumbres en el nuevo contexto internacional”, Zuain habló de la política global y aseguró que “no hay un centro de poder mundial”, sino que “vivimos una guerra económica y comercial entre EE.UU. y China, y un crecimiento de Rusia”.

También habló de “un debilitamiento de los organismos multilaterales, como las Naciones Unidas, de los esquemas de integración” y que “la pandemia demostró que no pueden funcionar. Se cerraron fronteras sin que unos países le avisen a otros”, agregó.

Mirá también

Mirá también



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com