Senado: el kirchnerismo hará más cambios en la ley para nombrar con menos votos al procurador

https://images.clarin.com/2020/11/26/cristina-kirchner-preside-este-jueves___U4-nqA5Nm_1200x630__1.jpg

Contra reloj, en la bancada oficialista del Senado seguían en la noche de este jueves puliendo la redacción final del proyecto de ley de reforma del Ministerio Público Fiscal, que será votado en la sesión de este viernes a la tarde.

De acuerdo con las fuentes consultadas, el texto del dictamen -firmado hace una semana- sufrirá algunos retoques, que serán oficializados en la propia sesión por el kirchnerismo.

Los ejes principales de la iniciativa, como el mandato de 5 años para el procurador General de la Nación y la eliminación de los dos tercios para su designación, se mantendrán intactos, según supo Clarín.

Sesión remota del Senado en la que, en agosto pasado, se votó la reforma judicial.

Sesión remota del Senado en la que, en agosto pasado, se votó la reforma judicial.

Uno de los cambios que se hará en el dictamen es en un artículo sobre el Tribunal de Enjuiciamiento del Ministerio Público Fiscal.

“También se van a hacer algunas correcciones en el dictamen”, agregaron las fuentes consultadas.

“El texto definitivo estará listo recién esta mañana”, dijo un integrante de la bancada del Frente de Todos. En la redacción final del proyecto trabajaban el cristinista Oscar Parrilli, los camporistas María de los Ángeles Sacnun, Anabel Fernández Sagasti y Martín Doñate y el jefe del bloque oficialista, el formoseño José Mayans.

El kirchnerismo tiene los votos asegurados para la media sanción del proyecto, pese a que la bancada de Juntos por el Cambio votará en contra.

La oposición se mostró de acuerdo durante el debate en la necesidad de hacer cambios en la ley del Ministerio Público, pero rechaza que se rebajen los dos tercios del Senado (48 votos) para la designación del jefe de los fiscales para permitir que se lo pueda nombrar con absoluta (37 votos). El bloque del Frente de Todos, con propios y aliados, suma 42 votos.

El Senado aprobará la iniciativa impulsada por la propia Cristina Kirchner sobre el filo del fin de las sesiones ordinarias, que concluyen el lunes que viene. Para que Diputados trate durante el verano el proyecto deberá ser incluido en un eventual temario de sesiones extraordinarias a las que convoque el Presidente.

Otra opción, que no asoma descartada del todo, es que el Congreso busque extender las sesiones ordinarias durante diciembre, algo de lo que no existen antecedentes.

Si Alberto Fernández convoca a extraordinarias y no incluye en el temario de proyectos a tratar la reforma del Ministerio Público Fiscal sería tomado como “una declaración de guerra” contra Cristina, interpretan sin vueltas en el cristinismo.

Pero la fácil media sanción en el Senado no es garantía de que Diputados vaya a aprobar la ley. En el oficialismo de la Cámara baja hicieron trascender que los números no estaban.Es más: advierten que la reforma judicial aprobada por el Senado en agosto pasado sigue sin tratarse en el Diputados por justamente la falta de apoyos.

Sin embargo, desde el oficialismo del Senado aseguran que no se está lejos de conseguir los votos en la Cámara baja para aprobar la nueva ley del Ministerio Público Fiscal.

Ponen incluso el foco en algunos diputados opositores que, por pedido de los gobernadores de sus provincias, podrían terminar acompañando la ley. Esa jugada no se vería este viernes en el Senado, donde el oficialismo no necesita de votos ajenos.

Otro dato. Quizá en un exceso de optimismo, algunos en el oficialismo pronostican que la ley podría estar sancionada dentro de apenas 15 días.

Lo que sigue sin estar claro es qué sucederá con Daniel Rafecas, propuesto por Alberto Fernández para ser procurador. Su pliego quedó cajoneado en el Senado y ante el avance de la nueva ley hizo saber que si se rebajaba la mayoría de los dos tercios para su designación declinaría la postulación. En los últimos días el juez se llamó a silencio sobre la ley -sí habló en un debate sobre una película-, aunque hubo versiones de que podría rever aquella declaración.

Sobre qué pasará con Rafecas las opiniones están divididas en el bloque K del Senado. Algunos imaginan que tras la sanción de la ley el juez asumirá como procurador; otros dicen que de ninguna manera aceptará el cargo: “Se estaría bajando de un cargo vitalicio como el de juez Federal para ser procurador por 5 años. ¿Por qué lo haría?”, se preguntó un senador.

Pero el proyecto también apunta a un antiguo objetivo del kirchnerismo: la remoción del interino Eduardo Casal como procurador General de la Nación, quien quedó en el cargo en 2018 tras la renuncia de Alejandra Gils Carbó. En la bancada oficialista argumentan que tres años de interinato es “una anomalía”. Su caso también les sirve para fundamentar a favor de la rebaja de los dos tercios para la designación: “Es una mayoría tan alta que no se puede reunir nunca”.

Para removerlo, el proyecto otorga atribuciones a la Bicameral de Control del Ministerio Público -la preside Martín Doñate y el oficialismo tiene mayoría- para que designe a un interino en caso de vacancia o licencia superior a los 30 días en la Procuración.

El proyecto, en caso de ser aprobado también en Diputados, sería el ticket de salida de Casal.

[ad_2]

Fuente

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat