https://images.ole.com.ar/2020/10/20/BNiPULY2u_1200x630__1.jpg

Si durante todo este año se dijo que el único jugador irreemplazable de River es Nacho Fernández, qué nos queda a los hinchas hasta saber cuál es el diagnóstico final de lo que tiene en su rodilla. No dormir, rezar, lo que sea. Porque la verdad es que de todo lo ocurrido ayer fue en lo que más nos quedamos pensando. Y por más que el Muñeco haya dicho que fue un traumatismo y que no es grave, todos vamos a estar esperando los estudios médicos para olvidar el tema. 

Mirá también

Tienta decir que si hubo problemas defensivos en el primer tiempo fue porque se extrañó a Martínez Quarta, pero no, sería injusto con Paulo Díaz. Liga de Quito, un equipo bicho, que sabe lo que quiere, hizo lo suyo y sacó buenas contras. También manejó la pelota en el medio ante la poca presión alta que mostraron delanteros y el bloque de mediocampistas que van detrás de ellos en la segunda fila. Esta vez no hubo ahogo, y con aire ellos movieron bien la pelota. Por eso Armani se disfrazó de Superman y nos salvó varias veces.

Gallardo cambió todo en el entretiempo por la lesión de Nacho y acertó con los ingresos de Sosa, la figura, y Carrascal, autor del tercer gol.

Gallardo cambió todo en el entretiempo por la lesión de Nacho y acertó con los ingresos de Sosa, la figura, y Carrascal, autor del tercer gol.

Pero en todos los entretiempos en el vestuario de River pasan cosas. Algunas las suponemos, por ejemplo que Pinola toma agua y se seca la pelada con una toalla, que Enzo Pérez se ata los cordones bien fuerte o que Armani le pida algo a los defensores. Pero hay una cosa sobre la que todos estamos seguros: Gallardo les come la cabeza a sus jugadores. No es casualidad que casi siempre los segundos tiempos de los partidos en los que River no hace pie en el inicio sean diametralmente opuestos.

Armani, otra vez figura de River en la Copa Libertadores.

Armani, otra vez figura de River en la Copa Libertadores.

Así el equipo encontró soluciones rápidas. Sosa estuvo a la altura -recontra a la altura, al punto de ser una de las figuras junto a Alvarez, De la Cruz y el 1-, Borré se encuadró para meter un primer gol que con VAR no lo hubiesen convalidado y asistir en el segundo al pollito Julián, que está cada día más derecho. Fueron 15 minutos letales, profundos y súper efectivos. Después reguló, a pesar de que siguieron esos desacoples atrás con las líneas muy abiertas que fueron para preocuparse un poco. El tercero pudo haber llegado o no –«el famoso tercero”, dijo Mariano Closs en su relato, vaya a saber por qué, un segundo antes del gol de Carrascal- pero el asado ya estaba a punto un rato antes.

Carrascal define y la pelota va directo al tercer gol de River... "El famoso tercero", como dijo Mariano Closs en su relato para la televisión.

Carrascal define y la pelota va directo al tercer gol de River… «El famoso tercero», como dijo Mariano Closs en su relato para la televisión.

El viernes al mediodía sabremos contra quién nos toca el primer partido de Octavos, ya una instancia en la que no hay primeros ni segundos, ni mejores ni peores. Es el mano a mano donde más cómodo se siente este River de Gallardo que, aunque pasen los años y pasen los jugadores, siempre es protagonista principal de la marquesina del fútbol de América.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com