Polémica por la funcionaria del INADI Ornella Infante, que expuso contra los discursos de odio y detrás suyo tenía dos cuadros de Montoneros

https://images.clarin.com/2020/11/24/ornella-infante-directora-nacional-de___FgpvLeeAn_1200x630__1.jpg

La presentación contra los “discursos de odio” de la directora del INADI, Ornella Infante, con dos cuadros de Montoneros detrás suyo, generó fuertes repercusiones en la oposición, cuyos dirigentes repudiaron la “reivindicación” de la organización guerrillera y le pidieron explicaciones a la directora del organismo oficial, Victoria Donda, así como que el presidente Alberto Fernández la haga renunciar a Infante.

«En un país normal la funcionaria tiene que dar explicaciones, porque no puede desde un lugar que llama a la concordia reivindicar a organizaciones terroristas«, dijo el diputado Waldo Wolff (PRO), presidente de la Comisión de Libertad de Expresión.

En el mismo sentido se expresó su colega de bancada, Fernando Iglesias, quien sostuvo que esto «identifica claramente de donde sale el discurso del odio. Y es muy grave, porque cuenta con el aval del Estado«.

Hernán Lombardi, extitular del Sistema de Medios Públicos, aseguró a Clarín que «la violencia política es una pesadilla que dejamos atrás para siempre. El presidente Alberto Fernández debe pedirle la renuncia a Infante, porque hizo una reivindicación política de Montoneros»

En cambio, los organizadores de la Jornada “¿Qué hacemos con los discursos de odio?”, donde se produjo esa insólita situación, relativizaron la polémica y situaron la actitud de la funcionaria como algo de su vida privada y de sus opiniones políticas sobre “la historia de los ’70”, según explicó a Clarín Nahuel Sosa, uno de los coordinadores de Agenda Argentina.

Desde el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), que conduce Victoria Donda, respondieron en la misma dirección: «No corresponde al organismo opinar o tomar posición sobre la decoración que sus funcionarios o su personal tenga en sus hogares, incluso si la misma aparece en actividades virtuales esa presencia es totalmente secundaria con respecto al contenido de las actividades en si», respondieron desde el INADI a Clarín. Y añadieron que la funcionaria Infante, por el momento, no haría declaraciones para aclarar esa situación.​

La polémica estalló cuando Ornella Infante, directora nacional de Políticas y Prácticas contra la Discriminación del INADI y responsable del Frente por la Igualdad del Movimiento Evita, expuso sobre «El odio a las mujeres, lesbianas, travestis y trans».

Tal como detectó Clarín, la funcionaria del Gobierno tenía dos cuadros muy visibles detrás suyo: «Movimiento Montonero» decía uno, con la imagen de Evita; y el otro era la tapa de una revista montonera, El Descamisado, con una estrella roja gigante de ocho puntas.

Durante su discurso, Infante defendió los derechos de la «población LGBTI y puntualmente las personas trans, que por esos discursos de odio y las prácticas de esta sociedad que nos deja afuera a muchas, se traduce en una expectativa de vida de 35 a 40 años». La funcionaria también cuestionó los «discursos de odio y estigmatizantes hacia los pueblos originarios, que cuando recuperan un territorio los demonizan y los estigmatizan como usurpadores de tierras».

Pese a que la Jornada era contra los discursos de odio, una vez que terminó su presentación, ninguno de los que participó ahí se mostró sorprendido por la escenografía que había montado la funcionaria, con dos cuadros de Montoneros detrás suyo. Era una mesa que compartía con Adriana Carrasco y Melisa D’Oro, donde había otras dos moderadoras y también otros tres presentadores en esa mesa de discusión.

Cuando se le consultó a uno de los organizadores de la Jornada, Nahuel Sosa dijo que «ella expuso sobre la problemática de les transexuales en la actualidad. Luego los cuadros que tiene en su casa en función de sus simpatías políticas me parece que está en todo su derecho, más alla de si se comparte o no su mirada hacia la historia de los 70″, dijo Sosa.

Por el contrario, para el diputado Waldo Wolff «no es un tema de su vida privada. Es una funcionaria pública y expuso en esa Jornada en su rol de funcionaria, con dos cuadros detrás muy específicos. No podés trabajar para una institución que promueve la convivencia y reivindicar organizaciones que promueven todo lo contrario«, sostuvo Wolff, en diálogo con Clarín.

«Esto no debería generar polémica, porque creíamos que lo habíamos dejado atrás para siempre. A partir del 83, la democracia argentina erradicó para siempre la violencia política. Es aberrante que una alta funcionaria la reivindique», agregó Lombardi.

El dirigente de Valores para mi País, Alejandro Fargosi, sostuvo desde su cuenta de Twitter que «los Montoneros no sólo te odiaban: te mataban a tiros, bombas o torturas. Y estos vienen a dar clase», se lamentó en la red social. Allí también se expresó el diputado Iglesias: «‘Terminemos con los discursos de odio. Aguante los montos’. Funcionaria del INADI. El kirchnerismo es un corso a contramano», ironizó el diputado de Juntos por el Cambio.

Mirá también

Mirá también

[ad_2]

Fuente

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat