Pedido desesperado de una familia de Buenos Aires que encontraron su casa de Cosquin desvalijada

Una familia pide colaboración para recuperar alguno de los más de 20 objetos que les robaron.

Una familia oriunda de Luján cuando, tras las limitaciones impuestas por la pandemia, pudieron regresar a su casa en Cosquín la encontraron totalmente desvalijada: “No dejaron nada,  sacaron hasta la conexión de gas de las garrafas”.

Gabriela y su familia vacacionan desde hace más de 30 años en esa ciudad de Córdoba, donde con mucho esfuerzo en el 2004 pudieron comprar la casa que habían alquilado verano, ubicada a media cuadra del Puente Carretero.

Durante en 2020, como muchos propietarios, no habían podido viajar y al volver se encontraron con su casa vacía: “Pudo ir mi mamá, que tiene 83 años, con mi hermano. Antes íbamos una o dos veces al mes. Cuando entraron se encontraron con toda la casa revuelta, habían forzado la ventana de atrás de la cocina y, sacaron todo, hasta los repasadores, no dejaron casi nada”, contó Gabriela a minutouno.com

A través de las redes sociales, Candela, una de las hijas de Gabriela pidió la colaboración de los usuarios de Twitter para recuperar algunos de los elementos sustraídos, entre los que enumeró “un televisor de marca Ken Brown color negro, home theaterreposeras de playa, estufasventiladorescubiertos, un bote inflable, un inflable de cocodrilo, la pileta inflable para niños, una bordadoracolchones inflablessábanasfrazadas, la pava eléctrica, una pava común, una carpa iglú color azul, una heladerita portable y la hornalla eléctrica”.

Lamentablemente es poco probable que podamos recuperar las cosas. Los chicos están llorando porque les llevaron hasta los juguetes”, compartió Candela en su cuenta de Twitter.

La familia ya realizó la denuncia correspondiente y aguardan a que la Justicia “actúe como corresponde”. “Todos los vecinos saben quién fue. Incluso nos dijeron ‘si llegaban una hora antes, los encontraban adentro”, advirtió Gabriela.

“Te da bronca porque fue el lugar elegido durante más de 30 años. Esa casa la alquilábamos desde que yo tenía cinco años, y tengo 44. Nos gusta la ciudad pero últimamente siempre es un dolor de cabeza”, expresó Gabriela y mencionó que no es la primera vez que sucede.

El año pasado nos habían enganchado la luz directamente desde el medidor durante seis meses. Mi mamá tuvo que pagar 15 mil pesos y desde la empresa no se hacen cargo”, reclamó.

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat