Negocian en el Senado «bancas rotativas» presenciales para destrabar el protocolo virtual

https://images.clarin.com/2020/09/30/a-los-costados-de-la___5FaM-iFYe_1200x630__1.jpg

La vicepresidenta Cristina Fernández prevé convocar a una sesión del Senado para el viernes: quiere aprobar el proyecto que le quita Coparticipación a la Ciudad y la Ley de Economía del Conocimiento. Pero después de impugnar la prórroga del protocolo virtual ante la Justicia, Juntos por el Cambio debe decidir si participará y cómo. Para normalizar el funcionamiento de la Cámaranegocian con el Frente de Todos la posibilidad de contar con cuatro bancas presenciales pero «rotativas»

¿Cómo sería el sistema? Hasta ahora sólo pueden ingresar al recinto las autoridades de la Cámara. Por JxC acuden dos: el vicepresidente Martín Lousteau y la vicepresidenta segunda, Laura Rodríguez Machado.

La opción en la que los jefes de bloque -Luis Naidenoff de JxC y José Luis Mayans, del FdT- están avanzando es elevar el número a cuatro, siempre manteniendo los dos metros de distanciamiento social.

Para eso, podrían utilizar las bancas libres que quedaron al costado de la pantalla gigante montada en el recinto. 

Pero la clave es que ese esquema sería «rotativo». Es decir, los legisladores se pueden turnar para ocupar esas bancas. No tendrían que ir siempre los mismos. Así, por ejemplo, los senadores que están siguiendo la sesión desde las computadoras de sus despachos, podrían bajar al recinto cuando sea su turno para hablar.

El Frente de Todos también tendría un número mayor de legisladores presentes. Hasta ahora, siempre participan la presidenta previsional Claudia Ledesma Abdala de Zamora y el vicepresidente primero Maurice Closs. Sin embargo, Anabel Fernández Sagasti, Martín Doñate, Jorge Taiana y Mariano Recalde son de los que se conectan desde sus despachos dentro del Palacio.

En el Frente de Todos confirman que la opción está en discusión y encaminada.

De avanzar este principio de acuerdo, la oposición quiere que se plasme por escrito y se vote en el recinto. La forma en que lo harían todavía no está diseñada. «Si hay sesión el viernes, tenemos todo el jueves todavía», señalan.

El conflicto empezó la semana pasada. El interbloque de Juntos por el Cambio presentó un amparo ante la Justicia para pedir que «se declare la inconstitucionalidad y nulidad absoluta e insanable» del decreto de Cristina Kirchner que prorrogó el protocolo virtual y que fue votado en el recinto hace 15 días.

Aseguraron que, a diferencia de las veces anteriores, esa renovación se decidió unilateralmente y que como «implica sustanciales modificaciones al Reglamento», necesitaba dos tercios de los votos para ser aprobada. Como no consiguió ese número en el recinto, aseguran que es «ilegal» y por ende, para ellos, las comisiones y sesiones deberían ser presenciales.

Desde ese momento, y para «no dejar los lugares vacíos», participaron de las comisiones virtuales aunque aclarando que todo lo aprobado en ellas «está supeditado a la acción judicial que hemos iniciado”.

Sin embargo, siempre pidieron un acuerdo que permita saldar la cuestión y retomar un normal funcionamiento de la Cámara. «Necesitamos encontrar la vía del entendimiento. Más en esta situación de pandemia», señalaban.

Mirá también

Mirá también



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat