Luis Arce y Andrés Arauz denunciaron el lawfare en …

https://images.pagina12.com.ar/styles/focal_16_9_960x540/public/2020-09/106184-27a-20-281-29.jpg?itok=w-MEiSxI

Luis Arce y Andrés Arauz, candidatos a presidente de Bolivia y Ecuador respectivamente, participaron en la primera jornada de la Internacional Progresista (IP). Ambos intervinieron en la charla virtual denominada “Lawfare y la lucha por la democracia en América Latina”. Junto a ellos estuvieron el excandidato a presidente de Colombia Gustavo Petro y la exembajadora argentina en Venezuela y el Reino Unido Alicia Castro. En las presentaciones abordaron los desafíos que atraviesa el progresismo en este urgente contexto de crisis democrática. Además se remarcó la importancia del pueblo movilizado en las calles, el imperioso control internacional a los procesos electorales y la necesidad de conceptualizar las nuevas estrategias de la derecha.

Bolivia: recuperar la democracia

La IP se lanzó en mayo de este año con la misión de unir, organizar y movilizar a las fuerzas progresistas en un frente común. Desde el 18 al 20 se septiembre tiene lugar su primera cumbre que lleva el nombre “Internacionalismo o Extinción”. Algunos de los expositores de la primera jornada fueron Noam Chomsky, Yanis Varoufakis y Naomi Klein. Por su parte, en el panel latinoamericano se planteó un tema de acuciante actualidad: la lucha por la democracia. Tanto Arce como Arauz emergieron en este contexto como nuevas figuras ante el avance de lo que denominaron una persecución judicial y política.

Bolivia abrirá el calendario electoral latinoamericano el 18 de octubre luego de tres aplazamientos en la fecha de la votación. La fórmula Arce-Choquehuanca se perfila como favorita, luego de que la presidenta de facto Jeanine Áñez retirara su candidatura. El candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), el frente que llevó a Evo Morales a la presidencia, se refirió al contexto de lucha política que enmarca la campaña electoral. “Cada momento que poníamos fecha para las elecciones iban a ser el pico de la pandemia. Eso decía el gobierno de facto. Era un agumento falso. La idea de la derecha en nuestro país básicamente era llevar las elecciones para el próximo año. ¿Por qué? En Bolivia el gobierno de facto, de derecha, cometió numerosos actos de corrupción, inclusive aumentó el narco en la zona de donde es Áñez, en Beni”, sostuvo Arce. 

El exministro de Economista durante las presidencias de Morales, también remarco el apoyo del pueblo para no permitir una nueva prórroga en la fecha en los comicios. “La población exige la recuperación de la democracia. No les gustó el cambio de elecciones y por eso el pueblo, la Central Obrera Boliviana, los trabajadores del campo se organizaron para hacer bloqueos exigiendo que la fecha de votación sea inamovible. Y que haya garantes de todo el proceso”, dijo el candidato del MAS. Además pidió al progresismo internacional estar atento a la situación en Bolivia ya que al día de hoy continúa la violencia contra el pueblo. “Requerimos más que nunca del periodismo internacional, de las organizaciones, de esta IP para que puedan venir en este período electoral. Para que hagan el seguimiento no sólo en las lecciones sino ahora mismo que vemos abusos del gobierno para potenciar candidaturas de derecha”, denunció Arce.

Las últimas encuestas muestran al MAS hasta diez puntos por delante del candidato Carlos Mesa. Para el exministro los diez meses del gobierno de facto bastaron para que los bolivianos revaloricen el gobierno Morales. “La gente que se dejó llevar por los cantos de que durante nuestro gobierno vivíamos en una dictadura hoy sale a pedir democracia. El año pasado estaban apoyando el golpe”, sostuvo el candidato del MAS. Luego señaló que en Bolivia están en juego dos modelos de desarrollo. “Uno que la gente ya vivió y disfrutó, que redistribuyó el ingreso, con plurinacionalismo. El otro, de retorno al neoliberalismo y sometimiento a fuerzas imperialistas extranjeras”, dijo Arce.

«Quieren dejarnos fuera de las elecciones»

En Ecuador las elecciones son el próximo 7 de febrero. Hace pocos días Rafael Correa fue inhabilitado para participar de los comicios luego de que la Justicia confirmara su sentencia por cohecho. Arauz denunció la persecución política que está viviendo el correísmo. “Quiero mandar una alerta al mundo: nos quieren robar la democracia en Ecuador. Lo que dijo Arce para Bolvia también está pasando en nuestro país. Hay amenazas directas contra nuestro proceso electoral: eliminaron nuestro partido, sacaron una sentencia aceleradísima para impedir la participación del expresidente. Ahora están activando una operación para impedir que nosotros nos presentemos”, denunció el economista de 35 años.

Arauz remarcó la necesidad de seguir profundizando el marco teórico del lawfare, siempre mirando la realidad. “Nuestra democracia se ve amenazada por el Plan Cóndor 2.0. Los nuevos mecanismos de este proceso se dan a través de la judicialización de la política y la interferencia del sistema Judicial para excluir al progresismo. Necesitamos profundizar más en los estudios y en la praxis de lo que significa el lawfare”, sostuvo el candidato. A su vez, también puso énfasis en reforzar los avances que habían logrado los progresismos. “Una verdadera democracia no es posible sin igualdad económica. No es posible con elites que controlan la riqueza de nuestras países pero q no la invierten, sino que la sacan a paraísos fiscales”, indicó el economista.

El capitalismo o el pueblo

Por su parte Gustavo Petro, actual senador colombiano, habló sobre la urgencia en que nos coloca el avance del cambio climático. “Puede ser el final de la vida. Tiene esa potencialidad de extinguir la especie humana. No es un fenómeno natural. Lo produce la expansión del mercado”, expresó el político colombiano. A su vez sostuvo que es indispensable cambiar el modelo de acumulación capitalista. “Cambiar la lógica del capital es volver a pensar en las formas de producción, en relaciones entre seres humanos que sean diferentes. Esa tarea choca con el poder. (…) ¿El nuevo progresismo puede proponerse un cambio del modelo de desarrollo que deje de afincarse en el petróleo, carbón y gas, y pueda ir tras una producción limpia? ¿O el viejo progresismo no va a ganar el corazón y vamos a creer que nuestra lucha solo consiste en redistribuir las ganancias del exportación del carbón y el gas?”, cuestionó Petro.

Por su parte Alicia Castro, que además integra el consejo directivo de la IP, puso el foco en las desigualdades que dejó a la vista el coronavirus. “¿Quién paga la cuenta de la pandemia? Es imperativo que la paguen los grandes ricos. Necesitamos impuestos permanentes y progresivos a las grandes fortunas. Impuestos al sistema financiero. Impuestos a los que obtuvieron ganancias extraordinaria durante la pandemia. (…) Que los paquetes de rescate a las empresas no sean universales, que se separen a los que usan paraísos fiscales”, enfatizó la exembajadora. También invitó a repensar en este contexto mundial. “Necesitamos un plan, una campaña mundial, para el post capitalismo. (..) Tenemos que detenernos en el concepto de “reparación”, como dijo Noemí Klein. Ella nos animó a encararla con alegría por que también puede ser una reparación de nosotros mismos”, sostuvo Castro.

Informe: Juan Manuel Boccacci



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com