La oposición cree que Joe Biden le haría un guiño a la Argentina si recibe señales previsibles de Alberto Fernández

https://images.clarin.com/2020/11/07/reunion-de-mauricio-macri-y___wqgopYigq_1200x630__1.jpg

Los referentes de Juntos por el Cambio en relaciones internacionales coincidieron en celebrar el triunfo de Joe Biden y vaticinaron una restauración de la institucionalidad en la política exterior de los Estados Unidos que podría abrirle a la Argentina «una oportunidad» para recomponer los vínculos bilaterales. Aunque advirtieron al Gobierno que para aprovecharla deberá desistir de las políticas pendulares y demostrar posturas claras respecto a los derechos humanos, la democracia en Venezuela y el respeto de la propiedad privada.

«Dejar de confundir», es la recomendación que le hacen a Alberto Fernández, casi a coro, los expertos de la UCR y del macrismo. Alertan sobre la reticencia oficial a condenar el régimen de Maduro, las ideas y vueltas en torno a Vicentín y las posiciones ambiguas sobre la toma de tierras. Y exponen algunas claves para justificar el porqué consideran que el cambio de gobierno en Washington puede beneficiar al país: el regreso al multilateralismo, la adscripción del presidente electo al catolicismo que incluye una fluida relación con el Papa argentino y el conocimiento sobre la Argentina que desarrolló tanto de senador como de vicepresidente. 

Con todo, Jorge Faurie, ex canciller de Mauricio Macri y de larga trayectoria en la carrera diplomática, relativiza las expectativas de una eventual ayuda de Biden al país en la inminente negociación por la deuda con el Fondo Monetario Internacional. Advierte que «el ministro Guzmán necesita zanjar la situación en los próximos meses, cuando el gobierno de los Estados Unidos aún se encuentre en una etapa de transición».

En materia de FMI, para Fernando Starface, virtual «canciller» de Horacio Rodríguez Larreta, «la Argentina depende más de la Argentina que del cambio de presidente en los Estados Unidos». Igual, el secretario general y de Relaciones Internacionales de la Ciudad aconseja «poner un ojo en quién será el próximo secretario del Tesoro» y en el modo en que las autoridades nacionales se manejarán dentro de un marco más institucional.

Sobre este punto, Starface coloca en contraste el estilo de relaciones personalistas que implementó Donald Trump con la mayor injerencia del Departamento de Estado que pronostica en la formulación de la política internacional norteamericana en los cuatro años próximos. El funcionario y uno de los armadores de la campaña presidencial de Larreta-2023, recuerda que Macri pudo sacar provecho de los vínculos comerciales que compartía con Trump para conseguir ayuda ante el FMI. Pero cree que la política del telefonazo «no va más».

Dos antecedentes curiosos: Macri había pisado cáscara de banana cuando dio apoyo a la campaña de Hillary Clinton, luego derrotada por Trump, pero ahora puede sacar a relucir la foto que se sacó junto a Biden en Davos, en enero de 2016, cuando el entonces vicepresidente de Barack Obama le prometió ayuda para la lucha contra el narcotráfico.

Macri se atrevió ayer a tutear a Biden en su saludo por Twitter. «Felicitaciones @JoeBiden por tu elección como próximo presidente de los Estados Unidos. Espero que nuestros países, que comparten valores e intereses estratégicos, sigan trabajando juntos por un futuro de desarrollo sostenible y equitativo», sostuvo.

El titular de la UCR, Alfredo Cornejo, también se expresó en las redes: «Estamos convencidos que la democracia se ha fortalecido con esta nueva elección».

«Es una bocanada de aire fresco. Maneja conceptos parecidos a los que sostiene el radicalismo», sacó pecho Jesús Rodríguez, titular de la Auditoria General de la Nación, al hablar sobre Biden. El ex ministro alfonsinista fue dos veces becario del Wilson Center, think tank del Partido Demócrata, y ahora es vicepresidente de la Fundación Alem, usina de ideas de la UCR.

Da por seguro que con la nueva administración, Estados Unidos enmendará los daños de la histórica sociedad con las potencias europeas. Por lo que sostiene que Fernández debería impulsar ahora las negociaciones del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea. «Sería una decisión estratégica e inteligente», afirma.

Al igual que sus pares del PRO, Rodríguez cree que la región no pasará a ser una prioridad para Washington, a cuyo gobierno le adjudican «intereses permanentes». Entre ellos, dos que tocan puntualmente a la Argentina: los casos de Venezuela y China. «Biden será más moderado, pero no dejará de poner énfasis en que Venezuela es una ‘democradura’ y en prestar atención el avance chino en América Latina«, dice. Starface recuerda que Macri buscó una negociación por el estratégico 5G junto a los países vecinos 

Hay otra «oportunidad» que, dicen, el Gobierno no puede dejar escapar: la recomposición de relaciones con Brasil, a partir del golpe que significará la derrota de Trump para el liderazgo regional de Jair Bolsonaro.

«Hay que mostrar cierta sofisticación, no sea que se les ocurra llevar a Biden al Grupo de Puebla», ironiza Starface. Faurie habla, en tanto, justifica la «falta de sofisticación» de la diplomacia norteamericana para entender los continuos cambios de reglas en la Argentina. «Tenemos que dejar de tener una visión entre provinciana y prescindente de las relaciones internacionales», dice.

La Coalición Cívica se expresó a través de Maximiliano Ferraro. «Con esta elección se ha fortalecido la democracia, el desarrollo sostenible, el multilateralismo y la convivencia en un mundo cada vez más complejo», sostuvo el titular del partido que lidera Elisa Carrió.

Mirá también

Mirá también

  

[ad_2]

Fuente

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat