La base china en Neuquén, clave en la nueva misión asiática a la Luna

https://images.clarin.com/2019/02/11/la-base-espacial-china-en___bhIOFM_LY_1200x630__1.jpg

La Administración Nacional del Espacio de China acaba de confirmar que la sonda Chang’e-5 que lanzó a la Luna el último martes realizó con éxito su segunda corrección orbital. Esta tiene por objetivo recolectar rocas y todo tipo de muestras del satélite, y traerlos para estudiar su origen y evolución. 

En este otro hito espacial de los chinos tiene un rol central y no difundido la base que, durante su segundo gobierno, Cristina Kirchner les concedió en Neuquén.

Esta ya había participado del histórico aterrizaje chino en el lado oscuro de la Luna: la misión Chang’e 4, del 3 de enero de 2019. Entonces, la base ubicada en la Patagonia profunda participó de la señalización espacial necesaria para el aterrizaje lunar, el primero en lado oscuro del satélite

La antena de la base china de Neuquén fue uno de los puntos desde donde monitorearon la misión del lado oscuro de la luna. Ahora, señalaron a Clarín fuentes del país asiático, «la base posiciona el satélite en espacio, y comunica con él. Es su función», afirmaron sobre la nueva misión Chang’e 5, que marca un hito en el lento ascenso de china al espacio y que molesta y preocupa fuertemente a los Estados Unidos.

Por cierto, Washington reclamó varias veces al gobierno de Mauricio Macri que le molestaba la presencia de esa base, que fue aprobada en 2015 en un trámite veloz -durante la profundización de la alianza con Beijing de la gestión de Cristina-. Esta generó fuertes rechazos.

Está ubicada a 20 kilómetros del pueblo Bajada del Agrio, un pueblo desconocido hasta entonces en Neuquén. 

La instalación de la base china en la Patagonia fue aprobada por ley en un trámite veloz en 2015 -aunque ya estaba planeada desde 2012. Esta generó una fuerte polémica, y también manifestaciones de preocupación en los Estados Unidos: son 200 hectáreas entregadas en comodato al gobierno de Xi Jinping y que está en manos hoy de la Agencia de Lanzamiento y Control de Satélites de China (CLTC) por un acuerdo con la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE). A su vez el acuerdo es con la provincia de Neuquén.

Desde un primer momento China y el kirchnerismo defendieron la instalación señalando que era similar a la que tiene la Unión Europea en Malargüe. Y que su posible uso militar es igual al que pueden tener otras. Sin embargo, ya en 2016, durante la administración de Macri se negoció un protocolo adicional por el cual se garantizaba que la base tuviera «sólo uso civil». Esto se ratificó en 2018 por Boletín Oficial, desde entonces se acalló la polémica, aunque siempre fue una situación difusa.

La base de Nequén tiene una antena de 35 metros y 450 toneladas. Esta permite recibir mensajes de la superficie lunar y puede monitorear el planeta Marte

En unos días se podrá conocer con más detalles su participación en la misión que está ahora en el espacio. China puso una persona en órbita hace 17 años, en un mundo donde rusos y estadounidenses eran los «dueños» del espacio. Su ascenso como potencia también impulsó sus aspiraciones espaciales. 

En 2019, China fue el primer país en alunizar en el lado oscuro del satélite.  Chang’e 5 no está tripulada. En futuros proyectos incluyen una estación espacial permanente y quieren enviar astronautas a la Luna

Antes del despegue de la misión lunar el martes, un alto funcionario del programa espacial aseguró que China no compite con nadie. «China determinará sus objetivos en el espacio sobre la base de sus propias consideraciones de la tecnología científica y de ingeniería, dijo el subdirector del Centro de Exploración Lunar e Ingeniería Espacial, Pei Zhaoyu, horas antes del lanzamiento de la misión Chang’e 5.

AS

[ad_2]

Fuente

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat