Juan Grabois y Miguel Ángel Pichetto, a los gritos e insultos en televisión

https://images.clarin.com/2020/12/21/el-cruce-entre-grabois-y___xc9idLC1v_1200x630__1.jpg

Juan Grabois y Miguel Ángel Pichetto protagonizaron un duro cruce personal, cuando una entrevista sobre la situación del coronavirus devino en una discusión a los gritos y con insultos.

El dirigente social calificó al auditor general de la Nación de «ex ultrakirchnerista» y Pichetto aseguró: «No soy ultrakirchnerista ni usurpador de tierras». En uno de los momentos más calientes, el ex candidato vicepresidencial amenazó con irse del estudio, por lo que Grabois lo cruzó duramente: «No sea cobarde, Pichetto».

En el tramo inicial del programa «Verdad / Consecuencia», Pichetto se había referido a las posibles nuevas restricciones a la circulación por la suba de casos de Covid-19, a las dificultades en las negociaciones con Pfizer y a las dudas en torno a la vacuna rusa. Minutos más tarde, Grabois salió al cruce del ex candidato vicepresidencial.

El referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) acusó a Pichetto de «mala leche» y lo trató de «ex ultrakirchnerista».

«Hay que ser muy serio para realizar una crítica de esto, por lo menos desde el punto de vista científico. Después las visiones sobre si la cuarentena fue más o menos larga, si hubo –como dio Pichetto- libertad condicional, cuando en Uruguay que es donde vacacionan todos ellos han puesto al Ejército a cuidar las fronteras, me parece que es una actitud irresponsable, desleal con el país y que me resulta repudiable», dijo Grabois.

Entonces Pichetto pidió la palabra para hacer algunas aclaraciones.

«En primer lugar no soy ultrakirchnerista ni usurpador de tierras. No veraneo en Punta del Este. Me he expresado con total buena fe. Dije claramente, sin ningún tipo de mala leche, Grabois, que espero que la vacuna rusa funcione y que tenga los controles respectivos para que la gente se la pueda dar con tranquilidad», respondió el ex senador, aún con relativa calma.

Y agregó: «Le pido al gobierno que me diga por qué no compró la Pfizer. ¿Me decís donde está la mala intención? No se puede opinar en la Argentina…».

—No, vos podés opinar y yo puedo replicar tu opinión. Lo que pasa es que la gente como vos, que está acostumbrada a gozar de las mieles del poder, le gusta que la adulen. Y yo para adular a un tipo que pasó del ultramenemismo al ultraduhaldismo, al ultrakirchnerismo, al ultramacrismo… —lo criticó Grabois, en el inicio del tramo más caliente.

—¡Y vos sos gerente de la pobreza! Sos un gerente de la pobreza que tiene estas cooperativas que nunca rinden cuentas.

—Che, pero vos vivís del Estado desde que tengo uso de razón…

—Y vos vivís de los pobres, Grabois.

—No, es mentira. Yo vivo de mi profesión, soy abogado. Escribí libros, porque me va bastante bien.

En ese momento, Pichetto se disculpó con María Eugenia Duffard y con Luciana Geuna, las conductoras. «Me estoy yendo, chicas», dijo. Y despertó la furia de Grabois.

—Pichetto, no sea cobarde. No sea cobarde, Pichetto.

—Cobarde sos vos, que te escondés detrás de un montón de gente humilde. Yo no tengo problema, doy la cara siempre.

—Pero si te estabas yendo…

—Cuando quieras debatimos, Grabois. Hablamos de la ocupación de tierras, que le hacés un daño terrible a la Argentina. y al gobierno de Fernández ocupando tierras de la gente. Andá a pedirle permiso al Papa.

Las periodistas quisieron bajar los humos de la acalorada discusión y les preguntaron qué cosas tenían en común. Pero Pichetto remarcó las diferencias: «Yo no tengo coincidencias. Creo que hay una distancia sideral entre el mundo que él imagina y el mío. Podemos salir por las vías del trabajo y la producción, y hay que dejar de soñar con una revolución que nunca hicieron».

El ex senador le propuso a Grabois que «cuando deje de hablar con chicanas podemos sentarnos en una mesa». Además, le pidió que deje «de mirar mi pasado, porque yo también puedo mirar el tuyo».

El militante social dijo que «el problema no es sentarse en una mesa, eso es muy fácil». El problema serio, aseguró, «es la casta política de la que interlocutor es un exponente claro».

Y tomó distancia de Pichetto: «Yo no tuve ningún cargo público. Desde que tengo 18 años me dedico con mis errores y aciertos a tratar de revertir las catástrofes sociales que han generado personas como Pichetto, durante toda su trayectoria política».

Pichetto lo desmintió: «Tuviste cargos en el Ministerio de Acción Social cuando hiciste cooperativas para pueblos originarios y hoy tenemos el problema de los mapuches en la zona de la Cordillera, donde vos estuviste trabajando en cooperativas. Así que decile a la gente la verdad».

Grabois reiteró que «nunca» tuvo un cargo público. Y, lejos de que el clima mejorara, señaló: «Sos xenófobo, tenés un problema de intolerancia religiosa «.

En ese punto, ambas conductoras del programa cortaron la discusión y una de ellas, Luciana Geuna lamentó: «Vamos a tener que terminar la entrevista».

[ad_2]

Fuente

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat