En vivo: Martín Guzmán reconoció en Diputados que se necesita «fortalecer las reservas internacionales»

https://images.clarin.com/2020/09/22/el-ministro-de-economia-martin___B6g1QrVz7_1200x630__1.jpg

El ministro de Economía, Martin Guzmán, expone en Diputados los principales detalles del proyecto de Presupuesto 2021, que contempla un crecimiento del 5,5% del PBI, un gasto total de más de $ 8 billones y un fuerte aumento de los recursos destinados a las obras de infraestructura.

A través del sistema de videoconferencia, la presentación de Guzmán arrancó pasadas las 16:30. El funcionario se muestra acompañado por el presidente de la Cámara, Sergio Massa, en el marco de un plenario de la Comisión de Presupuesto, que conduce Carlos Heller.

«Es una enorme oportunidad para los diputados le demostremos a la sociedad que discutimos con seriedad y con un espíritu de grandeza la posibilidad de que este Presupuesto le de al Gobierno y al Estado argentino las herramientas para resolver los problemas del presente pero también encarar soluciones que en el mediano y largo plazo se necesitan«, dijo Massa al dar inicio a la reunión.

Según el titular de la Cámara baja, este debate también es una oportunidad para demostrar que el objetivo es promover las acciones necesarias para «levantarnos de esta situación que le toca vivir al mundo y a la Argentina en particular«.  

En línea, Guzmán consideró que la presentación del Presupuesto es «otro paso fundamental en el proceso para estabilizar a la economía argentina y devolverla a un sendero inclusivo y estable».

«Estamos en una situación que realmente es muy difícil y que presenta enormes desafíos en al Argentina y en el mundo. El mundo está sufriendo los efectos de una pandemia que no tiene precedentes en el sistema capitalista. Le ha generado un golpe fortísimo a la economía mundial y también a la Argentina que ya estaba viviendo una situación de profunda crisis macroeconómica», describió Guzmán.

El titular de la cartera económica reiteró que los objetivos centrales es llevar adelante un proyecto productivo que garantice la inclusión, el dinamismo productivo para generar valor y producir más, la estabilidad macroeconómica, un esquema de desarrollo con equidad federal y el respeto por la soberanía.

Seguido, Guzmán planteó las metas que se establecieron en torno a la política macroeconómica. Respecto al financiamiento, reiteró que la prioridad es conseguirlo en moneda propia y no en dólares. 

«Eso requiere de un desarrollo del mercado de capitales local y no depender del endeudamiento en moneda externa, en dólares, y tampoco del financiamiento de la autoridad monetaria, del Banco Central. Hoy no estamos ahí, estamos en el camino correcto en la dirección para tener financiamiento con los lineamientos que buscamos», aclaró.

El ministro se refirió luego a los objetivos de la política cambiaria. «Lo que buscamos en el horizonte es poder, y también en la transición, mantener la estabilidad del tipo de cambio real asegurando condiciones de competitividad y en el horizonte que la Argentina pueda contar con regulaciones de la cuenta de capital que son distintas que las que hoy estan presentes pero que por una razón tienen que estar presentes. Lo que se busca es poder implementar regulaciones macroprudenciales, un manejo de la cuenta de capitales y de los movimientos de capitales internacionales que favorezca la entrada de inversiones pero que desaliente el ingreso de capitales especulativos que ha sido una constante durante los cuatro años que precedieron a nuestro Gobierno», detalló.

Al respecto, Guzmán agregó que se necesita «fortalecer las reservas internacionales» y que el esquema «macroeconómico de transición apunta a poder fortalecer las reservas internacionales». 

En su exposición, el titular del Palacio de Hacienda detalla los aspectos centrales del proyecto que contempla gastos por más de $ 8,3 billones, un déficit del 4,5%, un crecimiento del 5,5% del Producto Bruto Interno (PBI), una inflación del 29% y un dólar en torno a los $ 102,4, para fin del próximo año.

También se refiere al gasto de capital que ascenderá del 1,1% al 2,2%, en relación a lo establecido en el presupuesto prorrogado del 2019. De acuerdo a la propuesta oficial, el presupuesto destinará $ 5,5 billones a gastos sociales para el pago de jubilaciones y asignaciones sociales, programas alimentarios, de economía social, entre otros, lo que representa el 65% de los recursos contemplados para el 2021.

En tanto, para la deuda pública se asignarán $ 660.000 millones, y más de $ 400.000 millones para la Administración Publica, y de $ 300.000 millones a gastos de Seguridad y Defensa. También contempla una duplicación de la inversión real en infraestructura productiva y social respecto a 2019, a partir de una inversión proyectada en $ 835.000 millones o 2,2% del PBI.

De acuerdo con fuentes parlamentarias, en medio de una creciente polarización política, el oficialismo buscará enviar durante la presentación de Guzmán en la Cámara de Diputados señales de «apertura, diálogo y cooperación» con otras bancadas, con el objetivo de «construir mayorías» que permitan aprobar la denominada «ley de leyes» sin sobresaltos.

Mirá también

AFG



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat