En busca de alternativas para calmar el dólar | Vol…

https://images.pagina12.com.ar/styles/focal_16_9_960x540/public/2020-09/109034-whatsapp-20image-202020-09-29-20at-2019-39-31-20-281-29.jpeg?itok=7FU2qwza

Este martes el contado con liquidación volvió a dar un salto de 3,6 por ciento y cerró en 148,50 pesos. En lo que va del año acumula una suba del 99 por ciento y la cotización duplica a la del tipo de cambio mayorista.

En el Gobierno evalúan distintas estrategias para acelerar la liquidación de la cosecha y conseguir dólares frescos de exportación que permitan calmar las expectativas de devaluación. Entre las alternativas se baraja la posibilidad de ofrecer incentivos fiscales para acelerar la exportación de algunos sectores estratégicos.

El campo acumula 24 millones de toneladas sin vender. Esto uivale a alrededor de 7 mil millones de dólares que podrían liquidarse para sumar oferta en el mercado de cambios oficial.

Incentivos fiscales

La estrategia de generar incentivos fiscales puede ser clave en el corto plazo. “Entre los sojeros tienden a preferir una rebaja de retenciones a un suba de tipo de cambio”, aseguró a este diario el economista Pablo Wahren. 

“La baja de las retenciones significa un incremento directo en los ingresos del productor cuando vende la cosecha. En el caso de la suba del tipo de cambio también mejoran los ingresos pero parte de esa ganancia se pierden por la suba de los costos. El sector se maneja con un alto grado de dolarización de los insumos”.

En las últimas jornadas- a pesar de los nuevos controles sobre la demanda de divisas- el Banco Central continúo vendiendo reservas internacionales. La brecha cambiaria es uno de los principales factores para explicar esta dinámica. 

En el equipo económico trabajan de manera coordinada para intentar contener las tensiones y las expectativas de devaluación del tipo de cambio oficial.

La brecha

En el último informe del Observatorio de Coyuntura Económica (Ocepp), el punto central del documento es que niveles de brecha elevados vuelven complicado acumular reservas porque se multiplican las maniobras del mercado apostando a una devaluación del ofical. El caso más evidente es que los exportadores retacean la liquidación y por el otro lado los importadores aceleran las compras en el exterior.

“Frente al dilema de desdoblar o fortalecer los controles, creemos que ninguno funcionará sin una solución de fondo que opere sobre las expectativas de devaluación, la brecha cambiaria y la seguridad que el sector privado pide sobre la deuda pública”, indicó.

En el documento se plantea la necesidad de avanzar en cuatro medidas estratégicas. La primera es que “el tesoro podría ser más agresivo en sus licitaciones de deuda en pesos y tener mayor protagonismo en el proceso de reabsorción de la emisión monetaria. En este punto se contemplan otras entidades del sector público que podrían aportar en las colocaciones”.

La segunda sería “empezar a migrar hacia un esquema de política monetaria donde el Banco Central intervenga en el mercado secundario de bonos asegurando la estabilidad de las tasas, una reducción de los riesgos de default e incluso el control de la curva de rendimiento.

La tercera se enfoca en el punto que la tasa de devaluación actual es más alta que muchas de las tasas de interés en pesos del mercado. “Podría ajustarse este diferencial y sacar previsibilidad a la tasa de devaluación, lo que le quitaría atractivo a la dolarización y a las especulaciones del comercio exterior”, se menciona

La cuarta medida es que “las subas de la tasa de interés en pesos podrían compensarse acompañando esto con una asignación más sectorial de la política de crédito. Esto permitiría evitar los efectos negativos sobre las ramas afectadas por la pandemia».



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat