Ahora él está en casa, trabajando en la despensa. Quedó solito…”le cuenta papá Nicolás a Olé.

Y ahí anda el bueno de su hijo, Robert Rojas, tereré en mano para hacerle frente al agobiante verano en Peguahomi mientras les da una mano a sus padres atendiendo el negocio familiar, vendiendo sombreros de paja y también algunos productos alimenticios. El tipo está contento de volver a su pueblo, ubicado en las afueras de Belén (para tener una referencia, es el punto geográfico exacto por donde pasa el Trópico de Capricornio), de ver a sus seres queridos y de ayudar en los trabajos comerciales aunque también en los más pesados, como cosechar sandías, melones y mandiocas en la chacra, bajo un sol insoportable.

Así disfruta las vacaciones el Sicario mientras muchos de sus compañeros –incluido Marcelo Gallardo– se relajan en las montañas del Sur argentino, en las paradisíacas playas caribeñas y hasta cambian el verano por el invierno europeo, el defensor guaraní le hace honor a sus costumbres.

Quizá lo que Robert necesite no sea parar de trabajarr -a sus jóvenes 23 años, el físico le responde- pero sí aprovechar el entorno rural para acomodar algunas ideas.

Y claro, es que tuvo un año vertiginoso. Arrancó con lágrimas de emoción cuando en enero dejó Guaraní y recaló en un River que venía de ser campeón de América en Madrid; luego tuvo altibajos en su adaptación, pero también se dio el lujo de jugar su primer partido internacional con la Selección de Paraguay en septiembre, en Japón.

El Sicario en acción por Copa Libertadores ante Cruzeiro.
(Foto: German Garcia Adrasti)

El Sicario en acción por Copa Libertadores ante Cruzeiro.
(Foto: German Garcia Adrasti) FOTO: german garcia adrasti

La cuestión es que todavía no pudo revalidar su apodo en cancha. De hecho, al no haber disputado el 60% de los partidos del equipo en 2019 (jugó 20 de 54), el club no estuvo obligado a comprar el otro 45% de su pase en u$s 1,4 millón de dólares, mismo valor y porcentaje que había adquirido en enero. Aunque también es real que llegó como alternativa tras la partida de Maidana y la viene luchando con Martínez Quarta, Pinola y Paulo Díaz…

Y si bien a partir de su poca continuidad estuvo en el radar de Olimpia de Paraguay, no pasó del sondeo. La idea de RR es plantar su semilla en River, regarla y así poder cosechar sus frutos. De eso algo sabe…

Trabajando en la despensa de su familia.

Trabajando en la despensa de su familia.

Tereré para aplacar el calor en Peguahomi.
Gentileza Versus / La Nacion

Tereré para aplacar el calor en Peguahomi.
Gentileza Versus / La Nacion FOTO: PROPIAS OLE



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com