https://images.clarin.com/2020/11/20/el-banquero-jorge-brito-saliendo___ic6k9Tcv__1200x630__1.jpg

La última vez que Jorge Brito ingresó a los Tribunales de Comodoro Py fue el 26 de noviembre de 2017, cuando imputado por su participación en la adquisición de la ex Calcográfica Ciccone tuvo que declarar ante el juez Ariel Lijo. Entonces negó todas las acusaciones en su contra, pero pese a ello no quedó exento del procesamiento. Sin embargo, tiempo después la Cámara federal porteña le dictó una falta de mérito y no se volvió a resolver sobre su situación.

Cuatro meses después de que Amado Boudou y sus socios fueran condenado por la compra de la ex calcográfica Ciccone y la maniobra para que imprimiera billetes, el juez Ariel Lijo avanzó en la causa conocida como Ciccone II, que investiga la ruta del dinero que se utilizó para financiar la operación.

El magistrado procesó por abuso de autoridad al ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray, que quedó acusado de encubrir las irregularidades fiscales y de financiar la maniobra que condujo al ex vicepresidente a prisión. A Brito, al ex directivo del Banco Macro Máximo Lanusse y a la ex titular de la Casa de Moneda Katya Daura los procesó como partícipes necesarios de negociaciones incompatibles con la función pública.

En la primera parte de la causa, cuyo juicio oral terminó en agosto de 2018, el ex vicepresidente fue condenado a 5 años y 10 meses de prisión.

En la instrucción del caso, el juez Lijo sostuvo que la ex Ciccone pasó a manos de José Núñez Carmona a través de Alejandro Vandenbroele, propietario de The Old Fund (dueña del 70% de las acciones de la ex calcográfica) y virtual testaferro de Boudou.

El objetivo de la operación era “contratar con el Estado la impresión de billetes y documentación oficial”. En abril de 2012, el Gobierno de Cristina contrató a Ciccone para imprimir 160 millones de billetes de cien pesos, por 140 millones de pesos.

Para terminar de comprender la maniobra, se inició este expediente que investigó la ruta del dinero necesario para el salvataje y puesta en funcionamiento de la ex Calcográfica.

La causa cobró velocidad tras el giro que se produjo con la declaración como “arrepentido” de quien fue el ideólogo del armado de empresas ligadas al ex vice, Alejandro Paul Vandenbroele. Fue quien nombró a Brito como parte del entramado financiero que permitió la compra de Ciccone. El juez dio veracidad a sus dichos. Analizó la documentación y corroboró el circuito de fondos aplicados para la adquisición de la ex calcográfica.

La intervención de Brito se probó al menos en la etapa de gerenciamiento de The Old Fund a través de Lanusse y Francisco Sguera, en lo que parecería ser «más un aporte de tipo personal por la relación que mantenía con Amado Boudou que de carácter institucional», expresa la resolución.

Pese a las graves acusaciones en su contra, en noviembre de 2019 la Sala I de la Cámara Federal porteña dictó una falta de mérito -es decir que se debía profundizar la investigación para procesar o sobreseer- del banquero Brito, su allegado y ex directivo de Ciccone Máximo Lanusse y de Francisco Sguera.​ El juez Ariel Lijo no resolvió más sobre la situación del ex banquero.

Inesperadamente, Brito también quedó vinculado con la Ruta del dinero K, el caso donde se lo acusa por lavado de dinero a Lázaro Báez. Fue por una presentación de Graciela Ocaña y Manuel Garrido respecto a Helvetic Service Group, una empresa suiza utilizada para las operaciones de blanqueo por 60 millones de dólares de Báez.

La presentación destacó que Helvetic tiene domicilio en el edificio de Madero Center, donde la empresa Los Sauces de la presidenta Cristina Kirchner compró dos departamentos y 8 cocheras a la empresa Macro Fiduciaria, de Brito.

Señalaban otro rastro de Brito. La empresa Teegan Inc. que pertenecería a Martín Báez –hijo de Lázaro– según un documento presentado en el programa de Jorge Lanata en 2013, tiene domicilio en calle Luis Herrera 1248 del complejo WTC de la zona franca de Montevideo, Uruguay. Sería un estudio contable o jurídico que vende empresas fantasma.

Los diputados recordaron que en ese edificio de Montevideo pero en otro piso también se constituyó la Cooperativa de Crédito Marítimo del Sur vinculada a Brito y que aparece en la operación de compra de Ciccone.

Mirá también

Mirá también



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com