https://images.clarin.com/2018/04/15/la-jueza-federal-maria-servini___HyAiSwZhz_600x338__1.jpg

El fallo dividido de la Corte Suprema de Justicia sobre el caso de los jueces Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia, abrió un interrogantes sobre los cargos ocupados bajo la metodología ahora cuestionada, que es la de los traslados. Ahora, los mismos no pueden ser definitivos y deberán concursarse. El kirchnerismo cuestionó -desde el Consejo de la Magistratura- el movimiento de diez jueces federales durante el gobierno de Mauricio Macri. Según la información oficial, desde el año 2000 se hicieron 71 traslados de magistrados. En el Consejo analizan si todos esos cargos ahora deben concursarse.

Con la mayoría de tres jueces que conformaron Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda -con el voto concurrente de Elena Highton y la disidencia de Carlos Rosenkrantz- se rechazó este martes la presentación de los camaristas Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia, quienes pretendían que la Corte los ratificara en sus puestos en la Cámara Federal, adonde habían llegado por traslados que pidió la gestión de Mauricio Macri y que la misma Corte había convalidad en cuanto a su procedimiento, a través de la Acordada 7.

La decisión de la Corte Suprema fue leído como un triunfo político para las intenciones de la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien a través de los funcionarios que le responden en el Consejo de la Magistratura había cuestionado la forma en que llegaron Bruglia y Bertuzzi a la Cámara Federal Los dos camaristas entraron en el radar de la hoy vicepresidenta cuando ratificaron su procesamiento como jefa de una asociación ilícita en la causa de los Cuadernos de las Coimas.

Además del traslado de Bruglia y Bertuzzi, el kirchnerismo también cuestionó la llegada de Germán Castelli al Tribunal Oral Federal 7, que tiene a su cargo la etapa del juicio oral del caso conocido como los Cuadernos de las Coimas. La Corte no se refirió específicamente al caso de Castelli, pero su nombramiento en el TOF 7 se convertirá también en provisorio, hasta tanto se haga un concurso para ocupar su puesto. Esto podría resolverse el jueves.

En el fallo, el máximo tribunal deja en claro que los traslados de jueces nunca pueden ser definitivos, porque no hay ninguna ley ni resolución de la Corte que lo permita, y porque esa situación choca con el mecanismo previsto en la Constitución para nombrar jueces, que indica que los candidatos para ocupar vacantes en los juzgados son nombrados por el Presidente de la Nación con acuerdo del Senado, luego de pasar por un concurso en el Consejo de la Magistratura. Según la Corte, si se habilitara la posibilidad de trasladar jueces de un tribunal a otro de manera definitiva, cada gestión de Gobierno podría moldear la Justicia a su gusto.

«Los traslados se utilizaron durante décadas para cubrir cargos ante los plazos que tardan los concursos habitualmente», dijo a Clarín un juez federal. Se comenzaron a reglamentar con una Resolución del Consejo de la Magistratura tres su creación y desde entonces se siguieron realizando en poder judicial. Esa reglamentación del Consejo fue declarada inconstitucional por la Corte este martes.

Según fuentes de la Magistratura, a la fecha hay 71 jueces federales que fueron traslados desde el año 2000. En función del fallo de la Corte Suprema para el caso de Bruglia y Bertuzzi, todos estos cargos deberían concursarse.

El consejero Pablo Tonelli dijo a Clarín que «la Corte en primer lugar convalidó todos los traslados, no los anuló, no dijo que fueran ilegales, por eso ha mantenido a todos los jueces trasladados en sus lugares. La novedad es que la Corte le ha puesto un límite temporal a la duración de los traslados hasta que haya un nuevo juez designado de acuerdo a los establecido por la Constitución».

Al continuar analizando la situación, Tonelli consideró que el máximo tribunal «no previó el alcance de su fallo, porque ahora entendemos que debemos llamar a concurso para cubrir esos más de 70 cargos que en el Poder Judicial de la Nación están hoy siendo cubiertos por jueces trasladados, incluida María Servini, que fue traslada por el presidente Menem del juzgado del que era titular al juzgado federal 1 con competencia electoral. Entonces deberíamos llamar a concurso para cubrir ese juzgado».

Con los números sobre la mesa, el integrante del Consejo de la Magistratura señaló que esta situación es «una consecuencia no del todo tenida en cuenta por la Corte, y si lo tuvieron en cuenta se desentendieron, porque nada dijeron al respecto, para acatar el fallo demandará que llamemos a concurso para cubrir esos 71 cargos». Cuando se examine cada uno de esos cargos, además, surgirá otro obstáculo clave: algunos puestos a los que los jueces trasladados deberían regresar ya fueron concursados y tienen nuevos magistrados titulares. ¿Qué se hará en esos casos?

Las vacantes del Poder Judicial

El presidente del Consejo de la Magistratura, Leopoldo Lugones, señaló este miércoles que «en seis meses estos lugares deben estar ocupados por jueces legítimos», en relación a los cargos de los camaristas Bertuzzi y Bruglia. Pero los números de cargos vacantes y que demandarán un concurso son aún mayores.

Según la información oficial del Consejo de la Magistratura, hay cincuenta concursos abiertos, unas 124 vacantes bajo distintos trámites en ese organismo y otras 144 vacantes en trámite en el Poder Ejecutivo. Al Senado no ingresó ningún pliego: de hecho el gobierno de Alberto Fernández retiró 200 pliegos cuya aprobación había quedado pendiente durante la gestión de Mauricio Macri.

En Comodoro Py, en el sexto piso,donde funcionan los Tribunales Orales a cargo de los juicios, la estadística es aún más desfavorable. Son ocho los TOF, esto significa que deben ser 24 los jueces titulares. Pero a la fecha, sólo cuatro de los Tribunales cuentan con todos sus magistrados. En consecuencia, en los Tribunales Orales hay siete vacantes que se van cubriendo con subrogancias. 

Los juzgados federales tampoco están completos: Hay tres de ellos sin titulares y se podría sumar el de Daniel Rafecas, si el juez obtiene el acuerdo del Congreso para asumir como Procurador General. Como instancia superior, se encuentra la Cámara federal porteña, que revisa los fallos de instrucción, donde temporalmente regresarán Bruglia y Bertuzzi, pero de los seis jueces sólo hay dos titulares, Martín Irurzun y Mariano Llorens. Los demás cargos deben concursarse.

Mirá también

Mirá también



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com