Domingo Cavallo pronosticó que la inflación del 2021 llegaría al 50% y dijo que «sigue» el riesgo de que haya un Rodrigazo

https://images.clarin.com/2020/06/10/ex-ministro-de-economia-y____j91EiCiO_1200x630__1.jpg

El ex ministro de Economía Domingo Cavallo afirmó esta sábado que “sigue el riesgo de un Rodrigazo” por las contradicciones internas del Gobierno y pronóstico que la inflación en el 2021 llegará al “50 por ciento” si no se implementan medidas de ajuste de la economía.

Destacó que “pueden evitar un Rodrigazo pero lo que no van a evitar es una alta inflación. Así la inflación del año próximo no va a ser inferior al 50%.” “El gobierno tiene que tratar de aventar el Rodrigazo y se me ocurre que, finalmente, va a tomar medidas de ajustes graduales en los precios relativos para evitar que se produzca un Rodrigazo”, dijo el economista en referencia al plan del ex ministro de Economía peronista Celestino Rodrigo que devaluó el peso en más del 60% y llevó la tasa de inflación llegó hasta el 777% anual.

Advirtió que “en economía es muy difícil hacer predicciones. Yo no quiero hacer ninguna predicción que se transforme en una profecía autocumplida” en declaraciones al programa Dato sobre Dato de radio Milenium.

Dijo que su discurso buscan advertir al gobierno sobre “los desajustes que tiene que resolver o corregir pero lamentablemente el discurso general del gobierno va para otro lado. Incluso el hecho de que aparecen enfrentados o no coincidiendo los distintos integrantes del gobierno en particular el presidente y la vicepresidenta pero también el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa”.

“Ahora el Ministro de Economía Martín Guzmán claramente quiere implementar ajustes. No lo llaman así pero la verdad que las cosas que está diciendo significan hacer ajustes. Pero obviamente son políticamente costosos y que van en contra de lo que habían sido los anuncios preelectorales”, agregó. Pero Guzman habla y “en seguida salen opiniones que desmienten lo que dice el MInistro de Economía, todo eso crea mucha incertidumbre”, destacó.

En cuanto al impuesto a las grandes fortunas, Cavallo opinó que “no va a resolver ningún problema y va a acentuar la sensación de que Argentina espanta a los inversores y a los que toman riesgo en nuestro país. Me parece que es un impuesto de carácter demagógico y que además va a producir malos efectos económicos.”

Cavallo recordó que conoció a la vicepresidenta Cristina Kirchner en los 90 como esposa del entonces gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner. Los Kirchner apoyaron el plan de Convertibilidad y las privatizaciones de empresas del Estado, recordó. Pero Cristina “tuvo una conversación ideológica” por su cercanía con el gobernador bonaerense Axel Kicillof. “La conversión ideológica no se había producido en la mente de Néstor Kirchner. El era un hombre pragmático y apoyó a la convertibilidad porque vio que daba buenos resultados” y luego tuvo una política económica pragmática, dijo. Pero en el 2007, “Cristina sí experimentó un cambio ideológico muy fuerte y me parece que eso fue fruto de sus contactos con personas como Kicillof”.

“Ellos creen que el Estado debe dirigir todo, no solo las funciones esenciales, sino que debe intervenir en todos los mercados y en toda la economía. Se presentan como una especie de anti neoliberalismo”, destacó.

En estos años, “armaron una narrativa, incluso hacen toda una reinterpretación de la historia para convalidad la ideología de Cristina y La Cámpora”, agregó. “Es la misma ideología que ha llevado al desastre de Venezuela, de la cual no puede salirse Cuba ni Nicaragua. Son enfoques totalmente anacrónicos que no conducen al progreso de las naciones”, finalizó Cavallo.

Mirá también

Mirá también

[ad_2]

Fuente

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat