De Frente con el Fondo: un mensaje consensuado | El…

https://images.pagina12.com.ar/styles/focal_16_9_960x540/public/2020-11/120999-2bcc71cc-b810-4102-ae52-950cd71b5de1_0.jpg?itok=z-ieisq7

En un acto en un frigorífico que anunció inversiones, el presidente Alberto Fernández salió a confirmar públicamente que la carta de senadores del Frente de Todos sobre la deuda con el FMI y el rol del organismo en los años de Macri, es la línea oficial que se viene trabajando incluso antes de su asunción como primer mandatario. Un paso más de una estrategia discursiva y de mensaje político de la alianza gobernante. 

«Nos permite ver lo que le dije al Fondo en la campaña, cuando me visitaron, y les recordé cómo vulneraron los estatutos para financiar la especulación y la salida de capitales», indicó Fernández. Y agregó que «el endeudamiento ha determinado un daño enorme para la economía». Las declaraciones fueron en el marco de un anuncio de inversión de 187 millones de dólares de frigoríficos exportadores de carnes, donde el mandatario aclaró además que «el ajuste esta vez no lo van a pagar los más humildes sino los que especularon». 

En esa línea, Fernández insistió en que el país debe «trabajar con otra lógica», en la que el «verdadero valor» sea el de la «producción y no el de la especulación financiera» para que el país pueda «crecer sin seguir endeudándose» porque «el endeudamiento ha determinado un daño enorme a la economía argentina».

La historia de la carta al FMI refleja, también, señales de cohesión interna en el Gobierno. El ministro de Economía, Martín Guzmán, la tuvo en sus manos un día antes de su publicación. Y charló del tema con la vicepresidenta, Cristina Fernández, en una reunión que mantuvieron en el Senado. De hecho, mientras algun sector de la prensa señaló que el ministro se levantó del palco de la Cámara Alta enojado por la caída de la votación, fue en realidad para ir a reunirse con CFK. 

En paralelo, el mensaje de la carta es calcado a la posición que varios miembros de la alianza ya le manifestaron al FMI en diálogos previos. Y hasta el propio Fondo admitió en reuniones privadas con empresarios y la CGT: que fue un error prestarle 57 mil millones a Cambiemos con una economía inestable y sin futuro. 

Cuando Guzmán anunció la necesidad de un plan de Facilidades Extendidas, les dijo a las agencias internacionales que no aceptaría más ajuste y que las recetas del Consenso de Washington no tendrían cabida. Unos días después, el propio titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, le aclaró al Fondo que no podía pedirle más condiciones al que queróia pagar una deuda que no contrajo. Y el Presidente reforzó esa idea, ordenando, más allá de las maneras, el discurso con el que el Ejecutivo se sienta en la mesa de negociación. 

Presupuesto, deuda y empresarios

En su participación virtual en el acto de inversiones, Fernández también habló del Presupuesto 2021, que recibiría sanción definitiva en Diputados, y dijo que si se compara con el vigente de 2019, «el único ajuste está en los intereses de la deuda». «En el Presupuesto crece la inversión en infraestructura, en salud, en educación y en ciencia y tecnología, que no nos confundan», agregó. 

En ese marco les dijo a los empresarios que el Estado estará «para ayudarlos a generar las condiciones para que produzcan, den trabajo y exporten». Para eso, el mandatario pidió a los empresarios que «lo que la Argentina produce genere valor, que se exporte y se generen divisas para comprar insumos y generar reservas, que es algo que nos está haciendo falta».

«Tratar de buscar el lugar que la Argentina tuvo muchos años, cuando fue el primer exportador de carnes del mundo, para nosotros es una aspiración muy grande», indicó el Presidente, y agregó que «que empresarios están dispuestos a invertir más de 120 millones de dólares en dos ejercicios para generar más de 4.500 puestos de trabajo, y podamos multiplicar al cabo del tiempo por dos las exportaciones, son todas buenas noticias y debemos celebrarlas». 

El Presidente indicó que conversó con los empresarios del sector respecto a la necesidad de que no lleven al mercado interno los valores que consiguen en el mercado externo. La idea es que se «preserve el mercado interno», para que los argentinos puedan acceder a la carne en el mercado local y «no a los precios internacionales sino al precio de producción argentino», dejó claro el titular del Poder Ejecutivo.

Por último, pronosticó el mandatario que en «tres años podremos ver multiplicados por dos los recursos provenientes de la exportación de carnes al mundo» y que así la «sociedad se beneficia porque son dólares que ingresan a la Argentina y que se usan para que otros puedan importar insumos y seguir produciendo». «Son dólares que se usan para acumular genuinas reservas, las mejores reservas». 

[ad_2]

Fuente

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat