Combates, acusaciones y máxima tensión entre Armeni…

https://images.pagina12.com.ar/styles/focal_16_9_960x540/public/2020-09/108962-000-8qw4qw.jpg?itok=_mNwbgWB

Los ejércitos de Azerbaiyán y Armenia llevaron la guerra más allá del enclave de Nagorno Karabaj, escenario de cruentos combates desde el domingo pasado. Ambos bandos se acusaron de atacar con armamento pesado objetivos de otras zonas, incluida la “franja de seguridad” creada por Armenia en territorio azerbaiyano en 1988. Por su parte las autoridades armenias denunciaron que Turquía derribó uno de sus aviones en apoyo explícito al gobierno de Azerbaiyán. El presidente de este país, Ilham Alíev, negó la participación de Ankara. Sin embargo afirmó que Armenia realizó ataques dentro de su territorio.

Cambio de geografía

Según el ministerio de Defensa armenio un caza F-16 de la Fuerza Aérea de Turquía derribó uno de sus aviones durante una operación conjunta con el ejército de Azerbaiyán. Según la versión de Ereván, capital de Armenia, el caza turco despegó en territorio de Azerbaiyán y apoyó al ejército de ese país mientras atacaba el este de Armenia. El primer ministro de ese país Nikol Pashinián sostuvo que el gobierno turco busca una excusa para entrar en el conflicto. «Con la activa instigación y el apoyo político y militar de Turquía, Azerbaiyán está expandiendo la geografía de las hostilidades«, escribió el primer ministro en Twitter. También señaló que las fuerzas turcas se encontraban en territorio azerbaiyano antes de que se desatara el conflicto.

El Centro de Información Unificada del gobierno armenio dijo que el caza turco bombardeó asentamientos y tropas terrestres ubicadas 60 kilómetros dentro de su territorio. El comunicado agregó que eso desató una batalla entre aviones armenios y turcos y fuerzas antiaéreas turcas, según informó la agencia de noticias Sputnik. Horas antes Turquía había afirmado que estaba dispuesta a ayudar a Azerbaiyán en la recuperación de Nagorno Karabaj. Ya son tres días de letales combates entre separatistas apoyados por Armenia y tropas azerbaiyanas en este enclave de la zona del Cáucaso. Esta región queda dentro de Azerbaiyán pero está bajo control armenio y cuenta con el apoyo de ese país desde 1994. En ese momento la región se separó de Bakú, capital del país, luego de una guerra de tres años. En 1988, cuando Nagorno Karabaj formaba parte de la Unión Soviética, ya había pedido su separación de Azerbaiyán. El Parlamento la aprobó pero desde el gobierno central impugnaron la decisión. Eso derivó en la guerra que se extendió entre 1991 y 1994, que dejó unas 30.000 víctimas. La región montañosa tiene unos 4.400 kilómetros cuadrados, más o menos la quinta parte de la superficie de Tucumán, y está a unos 50 kilómetros de la frontera de Armenia.

A su vez, Armenia acusó al ejército azerbaiyano de atacar objetivos militares y civiles de la región de Vardenis, situada en el este de Armenia cerca del lago Seván. En el bombardeo se habrían utilizadodrones turcos, según el ministro de Exteriores armenio, Zohrab Mnatsakanián. A esto se sumaría una ofensiva azerbaiyana contra la ciudad de Fizuli, donde murió un civil y tres resultaron heridos en otro ataque con drones. Fizuli se encuentra en la «franja de seguridad», que incluye siete distritos limítrofes con el Nagorno Karabaj. Al respecto, el presidente armenio prometió una respuesta contra los intentos de Bakú de «minar la seguridad y paz regional”.

«Azerbaiyán los pondrá en su lugar»

Por su parte, el presidente de Azerbaiyán Ilham Alíev negó que Turquía esté participando directamente en el conflicto. «No participa de ninguna forma y tampoco es necesario«, declaró el mandatario. También negó la presencia de mercenarios procedentes de Siria. Sin embargo desde Bakú denunciaron que las tropas armenias atacaron con fuego de artillería su territorio. Ese enfrentamiento, negado por Armenia y lejos de la línea de frente de Nagorno Karabaj, fue denunciado por Hikmet Hajiyev, asesor del presidente y jefe del Departamento de Política Internacional de la Presidencia. «Esto reafirma el acto de agresión militar de Armenia contra Azerbaiyán«, dijo Hajiyev. Por su parte Alíev dio su ultimátum. “Si la comunidad internacional no puede detener al dictador loco de Armenia, Azerbaiyán lo hará. Azerbaiyán los detendrá, los pondrá en su lugar y restablecerá su integridad territorial», aseguró el presidente.

Turquía manifestó su apoyo a Bakú a través del ministro relaciones de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu. «Apoyamos a Azerbaiyán en el terreno y en la mesa de negociaciones. Queremos resolver este problema por completo», declaró Çavusoglu. El ministro no dio detalles de qué tipo de apoyo están brindando y reiteró que el problema no se va a resolver hasta que Armenia se retire de territorios azerbaiyanos. El lunes el presidente turco Recep Tayyip Erdogan se había hecho eco de los rumores de que su país envió armas y militares a Azerbaiyán. «Nos amenazan. Dicen que Turquía está allí, que hay soldados turcos, que enviamos armas… Son los mismos que enviaron camiones con armas a Siria«, sostuvo el mandatario.

Horas más tarde el portavoz del gobierno de Rusia, Dmitri Peskov, pidió a Turquía evitar declaraciones que propicien la escalada del conflicto. «Cualquier declaración sobre un posible apoyo militar o acción militar es como echar leña al fuego. Estamos categóricamente en contra de esto y no estamos de acuerdo con este enfoque», declaró el portavoz del Kremlin. Además llamó a la comunidad internacional a hacer todo para convencer a las partes enfrentadas a cesar el fuego y retornar al proceso de solución pacífica del conflicto.





Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat