Beatriz Sarlo advirtió que «el país está muy cerca de la catástrofe»

https://images.clarin.com/2020/09/20/beatriz-sarlo-en-una-entrega___hKFMVeeid_1200x630__1.jpg

En una aparición en el canal de noticias TN, la ensayista e intelectual Beatriz Sarlo dejó algunas reflexiones sobre el gobierno de Alberto Fernández y la crisis que vive el país.

Dijo que «los últimos meses han sido catastróficos». «Cuando mirás las cifras que han aparecido en los diarios de hoy, de desocupación, pobreza, falta de inversiones, etc… Es un país que está muy cerca de la catástrofe. Es un país en crisis, pero muy cerca de la catástrofe», advirtió.

Sobre si cree que el Gobierno tiene conciencia política de esto último, aseguró que «no sé qué dicen en los despachos». «Salvo que uno tenga las soluciones, no se puede ser parte del gobierno y salir a decir ‘quiero comunicarles, compatriotas y compatriotes, que estamos en crisis y esa puede ser terminal‘. No se puede hacer ese discurso», analizó.

Sarlo también reflexionó sobre la relación de Alberto Fernández con la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner. «Pensé que Alberto no iba a rifar su destino político a la obediencia de Cristina«, disparó.

Y siguió. «Pensé que era un hombre ambicioso, es un hombre inteligente, y que no iba a poner su destino político en manos de Cristina. Me equivoqué por qué. Porque tendría que haber pensado, en primer lugar, que el 20% de votos que hizo la diferencia, eran de Cristina y que eso en política se paga. Después vas y los pagás, con ningún crédito UVA, lo pagás ‘cash‘», continuó.

«Quizás rifar sea un verbo que mañana aparezca en las redes», ironizó y dijo que el Presidente «puso en alto riesgo su capital político y, sobre todo, el que hubiera podido ir ganando».

«Cuando nombró los ministerios, cuando tuvimos más o menos el diagnóstico que venían fuertemente definidos por Cristina, excepto en el caso de Cafiero que es un hombre de Alberto. Entonces, la primera pulseada es de ella. A lo mejor, en algún momento, sobre todo si las cosas van mal, Alberto hace movimientos de mayor independencia», dijo Sarlo.

La autora del libro «La intimidad pública«, dijo que un amigo suyo tiene la fantasía del movimiento de independencia máximo: «Que es que le renuncie». «‘Bueno Cristina es así, hacete cargo de la presidencia‘ en plena crisis, cuando la Argentina no consigue créditos ni nacionales, cuando los empresarios no invierten, cuando tenemos casi un 50% de pobres: ‘Hacete cargo, yo renuncio. Soy yo el que se va de vacaciones a Cuba, Cristina‘», disparó.

Pero también analizó que para eso «hay que tener mucha audacia» y que ese movimiento sería «casi un gesto de retiro de la política«. Reiteró que la crisis que está viviendo la Argentina «es muy grave, y lo dicen todos los economistas desde Melconian a Lavagna, es una crisis muy grave».

Respecto de la discusión sobre la «meritocracia», sobre que el mandatario dijo que la «el mérito no nos hace evolucionar«, Sarlo analizó que hubo un elemento que el Presidente no nombró, «pero que es una dimensión tan importante como la del mérito, que es la herencia«.

«Te coloca en lugares diferentes de la sociedad y de la economía. Por tanto la herencia marca cuáles serían los caminos que el posible mérito puede recorrer. Se olvidó de la herencia no sé por qué», disparó.

Dijo que se refería a la herencia como un concepto amplio, más allá de lo económico, «la educación recibida desde los primeros años de la vida y no la compensación después que siempre tiende a ser tardía», estimó.

Nota Beatriz Sarlo. Foto Rafael Mario Quinteros.

Nota Beatriz Sarlo. Foto Rafael Mario Quinteros.

«La herencia lo que hace es que, a igual capacidad de mérito, no todos lleguen al mismo objetivo. Te hace partir de una línea más atrasada o adelantada en la carrera. Supongamos que todos los que corren en la carrera despliegan el mismo mérito, pero los que corren esa carrera están definidos de algún modo por lo que han recibido como herencia», siguió.

Y dijo que Alberto Fernández «es un poco elemental cuando habla, porque habla de pobres o de millonarios». «Y para hablar del mérito, lo que uno tiene que pensar es cuáles son los pasos que se da para recorrer un camino y en qué orden es la largada. Eso es fundamental», relató.

Además, aseguró que «la cultura del esfuerzo se aprende«. «El capitalismo, desde el siglo XVIII fue una gigantesca máquina de entrenarnos en una cultura del esfuerzo. Yo de ninguna manera la condena. Se aprende», recorrió.

Y dijo que no puede decirle a una piba o un pibe que nació en las peores condiciones y vio a sus padres fracasar una y otra vez «que tienen que desplegar la cultura del esfuerzo, porque no ha habido quién se las enseñara». «Se aprende, se aprende en la escuela», concluyó sobre el tema.

Por último, analizó que el hoy Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se colocó solo en la pelea para la presidencia «porque parece ser un gobernante eficiente en la Ciudad».

«Frente al desastre de (Mauricio) Macri, como presidente y después yéndose a tomar unas vacaciones en el Mediterráneo, frente a eso, Rodríguez Larreta parece un político más confiable. Su gestión fue la gestión de un político confiable. Aparece como una alternativa, parece un político de estilo austero, sin grandes o ninguna promesa», terminó.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat