https://images.clarin.com/2020/11/18/el-presidente-alberto-fernandez___ZVSyxNMHD_1200x630__1.jpg

Ninguna de las potencias y países emergentes que conforman el llamado Grupo de los 20 puede abstraerse de que la cumbre de sus jefes de Estado y de Gobierno del próximo sábado 21 y domingo 22 está dominada por una pandemia global y una crisis económica mundial sobre la que no han logrado salir adelante de manera conjunta. Todas las conexiones harán centro en Arabia Saudita, que preside la cumbre virtual de este año. 

Aunque en marzo ya había tenido un encuentro extraordinario con los líderes del G20, Alberto Fernández va a participar este fin de semana de su primera cumbre formal -también virtual- con sus colegas de este grupo. Se espera que en su discurso el Presidente abogue, una vez más, por una idea que ya había expuesto, pero sobre la que la comunidad internacional no tiene acuerdos: la creación de un fondo solidario para combatir la pandemia. 

En Buenos Aires se encuentra el embajador ante los Estados Unidos, Jorge Argüello, quien ya tuvo sus conversaciones privadas con Fernández, de quien es sherpa (guía/representante) en el G20, y también un encuentro con el embajador Edward Prado. En un mensaje grabado y difundido por sus redes sociales, Argüello dijo que ese «pacto de solidaridad global» que promueve Fernandez apunta a la creación de un fondo humanitario con algunos pilares: uno, apunta a la salud con diagnósticos, tratamientos, y vacunas que sean calificados como «bien público global». Un segundo punto es la «protección solidaria» que apunta a que se le garantice a la gente un acceso mínimo social y otro que promueva la recuperación económica.

Pasaron dos años desde el G20 en Buenos Aires, con Mauricio Macri en el poder, y una crisis galopante que terminó en el pedido del millonario préstamo al FMI, que el Gobierno busca ahora negociar. 

Se desconoce qué presidentes y jefes de Gobierno van a marcar su presencia en este G20 virtual de 2020, ya que el mundo sigue embarcado en conflictos de toda índole a los que se sumó la pandemia.

Además, la reunión de dos días sigue a una amarga elección estadounidense entre el presidente Donald Trump y Joseph Biden, y se produce en medio de críticas por lo que los activistas llaman la respuesta inadecuada del grupo a la peor recesión en décadas. Trump no le reconoce el triunfo a Biden y rechaza por completo espacios multilaterales como el propio G20.

En la cumbre se espera la presencia de los presidentes de China, Xi Jinping; de Francia, Emmanuel Macron, el ruso Vladimir Putin; y jefes de Gobierno como Angela Merkel, de Alemania; Boris Johnson, del Reino Unido, y el indio Narendra Modi, entre otros 

Esta ultima semana se sucedieron reuniones de los 20 Sherpas del G20, lo que conforma la instancia en la que confluye el trabajo de todo el año.

Durante los últimos años, las diferencias sobre cambio climático fueron un tema conflictivo y difícil resolver. Ello se vio exacerbado en las cumbres Alemania (2017) y Argentina (2018), lo que fue más complicado aún por la salida de los Estados Unidos del Acuerdo de París. Biden ya dijo que pensaba revertir el abandono de dichos compromisos por parte de Trump. 

Lo mismo ocurre con las distintas visiones que hay sobre el rol de la Organización Mundial de la Salud, asunto que hoy enfrenta por ejemplo a Estados Unidos y China, que ya mantenían una rivalidad comercial con alto impacto en el G20. Más allá de todo, el Gobierno espera que en el comunicado final se encuentre su propuesta de ir hacia un Pacto Global Solidario.

Se afirma que los países del G20 contribuyeron con más de 21.000 millones de dólares para combatir la pandemia, incluida la producción y distribución de vacunas, y han inyectado 11 billones de dólares para «salvaguardar» la economía mundial asolada por el virus, dijeron los organizadores. Pero el grupo enfrenta una presión creciente para ayudar a evitar posibles incumplimientos crediticios en los países en desarrollo, entre ellos Argentina. 

Si algo cambió por completo la pandemia es el «lobby» de pasillo que solían hacer las delegaciones extranjeras incluso en momentos de máxima tensión. Muchas negociaciones se resolvían con charlas de pasillo. Bien sabe Argüello de estos temas porque no es su primera embajada. En la virtualidad de estas cumbres, el whatsapp se ha convirtió en el sustituto de esas pausas o conversaciones paralelas durante las reuniones, que hasta el año pasado eran presenciales.

En el mundo virtual confluyen horarios de todo el mundo, a diferencia de lo que genera una cumbre presencial en un lugar determinado con fecha y hora determinada. Por eso, se ríen quienes participan ahora en este mundo de cumbre virtuales, es crucial no confundir el destinatario. 

Mirá también

Mirá también



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com