«Alberto Fernández no tenía que ir con Evo y Lula, tenía que venir al centro»

https://images.clarin.com/2020/12/16/emilio-monzo-en-animales-sueltos___LjG038U9Y_1200x630__1.jpg

Emilio Monzó habló este martes sobre su relación con Mauricio Macri. Aseguró que no están «para encarar un proceso juntos» y que recomponer la «relación personal será difícil». Además, elogió sorpresivamente a Marcos Peña, su «adversario político» en el gobierno anterior. Y se mostró entristecido por la actualidad de Alberto Fernández: «Se fue con Evo Morales y Lula, pero tenía que venir hacia el centro».

Consultado sobre el vínculo entre el actual presidente y Cristina Kirchner y el posible «doble comando» en el poder, dijo sentirse «entristecido» por la pregunta. «No quiero llegar al exilio interno de la desesperanza y de la desilusión. A mí Alberto me despertó un optimismo, por el optimismo de lo nuevo y porque yo a Alberto lo conocía», expresó Monzó, en «Animales Sueltos».

«Cuando ganó, sentí que el equilibrio de poder iba a estar basado en un Alberto que podía ocupar la vacancia del peronismo y conducirla y generar un equilibrio de tres patas, con Massa y Cristina Kirchner», evaluó el ex presidente de la Cámara de Diputados.

«Pero Alberto no se paró ahí, en la estructura tradicional del peronismo. De repente lo veo con Evo Morales, Lula y el Grupo de Puebla; todo bien, pero no tenía que ir para ahí, tenía que venir hacia el centro. Queda con cierta debilidad, con una Cámpora con mucha fortaleza», continuó Monzó.

Detalló que su «principal defraudación» hacia el gobierno del Frente de Todos fue el diálogo trunco con Horacio Rodríguez Larreta.

«Mi principal defraudación es que no se haya continuado con la convocatoria a Horacio Rodríguez Larreta para otros temas, que hayan hecho lo que hicieron con el punto de coparticipación, lo del otro día con Maradona», dijo el referente de Cambiemos.

«Tendría que haber terminado en un pacto. Tenemos que invitarnos a una pausa. No había un referente político mejor que Horacio Rodríguez Larreta», lamentó.

En otro tramo de la entrevista habló sobre su relación con Mauricio Macri, que criticó hace algunos meses a Monzó y Rogelio Frigerio, el «ala dialoguista» de su propio gobierno: «No estamos para encarar un proceso juntos, pero sí podemos llegar a hacer un cierre político en algún momento de nuestra trayectoria».

Y profundizó: «La oposición siempre mostró unidad, porque siempre hubo una demanda de la sociedad argentina. Nosotros no hemos estado a la altura de las circunstancias de la sociedad, que siempre pone un límite a los atropellos. No supimos cumplir con las demandas de la sociedad, por eso ahora gobierna el kirchnerismo»

Agregó sobre su vínculo personal con Macri: «La relación personal es difícil. Teníamos una buena relación. Ojalá algún día la recuperemos, pero creo que esa relación que tuvimos a nivel personal va a ser más difícil. Sí la política va a ser mucho más fácil».

Por último, elogió sorpresivamente a Marcos Peña, señalado como una contrafigura entre 2015 y 2019 y a quien él mismo reconoce como su «adversario político».

«No estoy de acuerdo con que Macri haya sido víctima de la soberbia de Marcos Peña. Estoy cero de acuerdo con eso. Marcos Peña fue muy importante, fue el mejor ministro que tuvo Macri, junto con Rogelio Frigerio. Lamentablemente alguien tiene que llevarse la marca, y se la llevó Marcos Peña. Pero lo mejoró muchísimo a Macri», expresó.

«Fue mi adversario en cuanto a las ideas durante cuatro años, pero fue honesto intelectualmente», añadió.

[ad_2]

Fuente

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat