Alberto Fernández está en Jujuy para despedir a Evo Morales: «Volverá a su casa que es de donde nunca debió haber salido»

https://images.clarin.com/2019/09/19/alberto-fernandez-junto-con-evo___8Ze_VbHiL_1200x630__1.jpg

Luego de viajar para la ceremonia de asunción del presidente de Bolivia, Luis Arce, el presidente argentino, Alberto Fernández, cruzó nuevamente la frontera hacia La Quiaca para despedir el próximo lunes al ex mandatario boliviano, Evo Morales.

El mandatario argentino funcionó como un garante de la salida segura de Morales al momento de la revuelta en Bolivia, de su vicepresidente, Álvaro García Linera, y de varios miembros de su Gabinete.

«Lo más tremendo que nos pasó en estos cuatro años fue la desintegración de América Latina y el sometimiento a intereses que no son los que necesitamos«, declaró desde el lugar.

«Bolivia ha dado un gran paso y estoy feliz por el pueblo boliviano. Mañana, (por el lunes) Evo volverá a su casa, que es donde nunca debió haber salido. Mañana yo sólo lo voy a despedir como un argentino que lo quiere mucho, y sé que somos muchos los que lo valoramos», estimó Fernández.

Además, dijo ser feliz por estar «en un lugar emblemático» como la Quiaca, y respecto de la crisis sanitaria y económica de la Argentina aseguró que «vamos a salir».

«No tengo ninguna duda que vamos a salir, y cada vez estamos más de empezar la salida. Mientras tanto, hay que cuidarnos y ser respetuosos de una enfermedad que es muy perversa», destacó.

El mandatario recorrió varios metros en los que saludó y charló con la gente de la provincia a la que visitó por primera vez, y se sacó fotos con los que esperaron para verlo.

En tanto, el expresidente boliviano y referente del Movimiento al Socialismo (MAS) visitó a la dirigente social Milagro Sala en su casa del barrio Cuyaya, de San Salvador de Jujuy, donde cumple con una prisión domiciliaria y advirtió que «tarde o temprano llega la justicia».

Alberto Fernández saludó a la gente de La Quiaca. Foto captura de video.

Alberto Fernández saludó a la gente de La Quiaca. Foto captura de video.

La reunión con Sala fue una de las últimas actividades de Morales en su despedida del país, después de haber permanecido exiliado casi un año.

El referente del MAS no quiso dejar Argentina sin cumplir una promesa que le había realizado a Sala en el día de su cumpleaños, el 20 de febrero último, cuando la saludó a través de una videollamada.

Morales llegó a Jujuy acompañado de su exvicepresidente Álvaro García Linera y el ministro de Cultura, Tristán Bauer, quienes recibieron un afectuoso saludo de residentes bolivianos en el aeropuerto Horacio Guzmán, de Ciudad Perico, ubicado 30 kilómetros al sur de San Salvador de Jujuy.

Desde allí se trasladaron hasta el domicilio de Sala, en calle Gordaliza al 1700 del barrio Cuyaya, donde se preparó una breve ceremonia con la participación de amautas de los pueblos Tupí guaraní y comunidad Coya, que impartieron bendiciones a los presentes.

La dirigente jujeña destacó el gesto del expresidente boliviano.»Que hoy esté acá siendo solidario conmigo, con la prisión que estoy teniendo, es un gesto de que es un excelente compañero, que se dedicó a militar continuamente, formó conciencia y ha devuelto dignidad a los hermanos boliviano», resaltó.

Morales será despedido mañana a las 10 por el Presidente argentino, para luego encabezar una caravana de dos días que marchará desde Villazón hasta el Trópico de Cochabamba, su tierra natal, adonde llegará el 11, a un año exacto de su partida al exilio.

Fuente: agencias.



[ad_2]

Fuente

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat