https://images.clarin.com/2020/11/04/el-presidente-alberto-fernandez-en___vQqFf7mz7_1200x630__1.jpg

En una situación diplomática inédita que marca casi tres décadas de presencia argentina interrumpida en Chipre, el gobierno de la isla mediterránea le comunicó a la Argentina que quiere abrir una embajada en este país. Por su parte, las relaciones argentinas las lleva la embajada argentina en Israel.

Según supo Clarín de fuentes diplomáticas, el curioso gesto chipriota obedece en gran parte a una relación bilateral poco difundida hoy y que encuentra a los militares argentinos con la mayor cantidad de tropas de la fuerza de paz de Naciones Unidas en la isla. Hoy los cascos azules de este país llegan a casi 250 aunque desde que llegaron allí hace casi treinta años llegaron a 300.

Pero además, la República de Chipre pertenece a la Unión Europea y usa el euro. Es parte del acuerdo firmado por la UE con el Mercosur, que aún no se cerró por completo. 

El embajador en Israel Sergio Urribarri y el presidente  de Chipre. Nicos Anastasiades

El embajador en Israel Sergio Urribarri y el presidente de Chipre. Nicos Anastasiades

La decisión de abrir una sede diplomática le fue comunicada la semana pasada al embajador argentino ante Israel, Sergio Urribarri por el Presidente chipriota Nicos Anastasiades. Fue en su discurso frente a Urribarri, cuando este último presentaba sus cartas credenciales firmadas por Alberto Fernández, y que habilitaron al ex gobernador entrerriano como embajador concurrente ante Chipre.

La isla de Chipre lleva décadas dividida por una línea «verde» y vigilada por Naciones Unidas tras los sangrientos enfrentamientos entre las comunidades griegas y turco chipriotas que la habitan. Es un conflicto territorial, religioso y económico – hay yacimientos de gas- que en 1963, en un enfrentamiento callejero, combatientes greco chipriotas desataron una masacre en las calles que fue respondida por los turco chipriotas, que tuvieron 350 bajas. Los griegos 200 muertos. En 1974, la invasión turca a la isla de Chipre, echó más leña al fuego.

Con el cese del fuego, las partes en conflicto fueron separadas en dos regiones. Hay una «Zona de Amortiguamiento» o «Buffer Zone» (BZ), región neutral ocupada y controlada por fuerzas de la ONU, donde la Argentina tiene un rol protagónico. La Buffer Zone tiene 200 kilómetros de longitud y un ancho que varía de Este a Oeste. Al norte están las fuerzas turcas y turco chipriotas, al sur las greco chipriotas.

De acuerdo a la información oficial argentina, la Armada forma parte del contingente argentino de la Fuerza de las Naciones Unidas para el Mantenimiento de la Paz en Chipre (la UNFICYP, creada por el Consejo de Seguridad del organismo) desde 1993.  

Desde la embajada argentina en Chipre, que hasta diciembre de 2019 condujo el también dirigente político Mariano Caucino, la decisión del presidente Anastasiades se fundamenta «en una decisión de profundizar los lazos con Argentina».

PDL

Mirá también

Mirá también



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com