Senado: tras cruces con la oposición, el oficialismo ratificó a un juez vinculado al PJ para completar la Cámara Electoral

https://images.clarin.com/2020/11/05/la-presidenta-de-la-comision___rjTwkaTHW_1200x630__1.jpg

En un debate con cruces, el oficialismo del Senado aprobó la designación del juez Daniel Bejas, elegido por Alberto Fernández para completar la Cámara Nacional Electoral (CNE). La oposición votó en contra por el pasado de Bejas como apoderado del PJ tucumano y porque para su designación se salteó a una mujer que tuvo mejor puntaje en el concurso.

“En la tanda anterior de 30 pliegos que mandó el Gobierno, el 50 % eran mujeres. En esta segunda tanda, el 45% de los pliegos son de mujeres. No vamos a permitir que bajo una pátina de cuestión de género se pretenda atacar a nuestro espacio. Es una excusa para no aceptar las reglas democráticas de juego. Tenemos que ser cuidadosos con el tema de la cuestión de género”, defendió en el arranque la senadora oficialista Anabel Fernández Sagasti, presidenta de la comisión de Acuerdos.

A su vez, señaló que «no existe obligación de elegir al primero o primera por mérito» y recordó que los pliegos están a disposición desde 2018 y que en ese entonces Mauricio Macri no los envió al Congreso.

Sin embargo, el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, consideró que “es una discriminación selectiva que afecta al conjunto del colectivo de mujeres» y anunció: “No acompañamos porque queremos dar un mensaje potente que tiene que ver con la paridad e igualdad. Más mujeres en la toma de decisiones implica más igualdad como meta del sistema democrático, más justicia para un sector históricamente discriminado y más pluralidad en la agenda pública”.

La designación de Bejas como vocal es para completar la conformación de ese tribunal, integrado por otros dos hombres: Alberto Dalla Vía y Santiago Corcuera.​ El tribunal interviene en conflictos partidarios, además de supervisar y controlar las campañas y procesos electorales.

La vacante en la Cámara Electoral se había producido en 2016, cuando murió Rodolfo Munné, a los 87 años, después de 32 años en el cargo. Bejas tiene 65 años y podría estar, al menos, una década en el puesto.

En 2018, el Consejo de la Magistratura había elevado al Ejecutivo una terna para cubrir la vacante de Munné. De los tres postulantes quedaron dos y el Presidente debía optar entre Bejas -​que se desempeña en el Juzgado Federal N° 1 de Tucumán, con competencia electoral- y Alejandra Lázzaro, actual secretaria de la Cámara Nacional Electoral. Lázzaro (en el ámbito universitario vinculada al radicalismo) había obtenido mejor promedio, pero Fernández optó por Bejas.

El oficialismo apuntó a que era el único con experiencia como juez con competencia electoral y que el puntaje era «bastante similar».

Más allá del planteo de género, la tucumana radical Silvia Elías de Pérez apuntó también a la «independencia e imparcialidad» de Bejas.

“Se ha olvidado de poner (en su currículum) que ha sido más de 10 años apoderado del PJ de Tucuman, ha omitido ese dato. Pero además de ser confeso seguidor de un partido, tampoco es imparcial a la hora de tomar decisiones”, señaló y enumeró: “No quiso tomarle indagatoria a César Milani por la desaparición del soldado Ledo, a pesar de que el fiscal de la causa se lo pedía, y sobreseyó a (el gobernador de Tucumán, Juan) Manzur, en la causa de enriquecimiento ilícito, sin pedirle ni siquiera la justificación de los obscenos incrementos patrimoniales”.

El oficialismo insistió en los motivos políticos detrás de la impugnación. «Acá no se quiere perjudicar a Bejas, sino favorecer a otro, pero eso no se puede porque el Ejecutivo eligió a uno», señaló el oficialista Mario Pais, en referencia a la otra competidora, Alejandra Lázzaro.

PDL 

[ad_2]

Fuente

Desarrollo Web Efemosse
/ España: efemossesistemas.com
WhatsApp chat